“Ya tenemos una economía que empieza a ordenarse”
MAURICIO MACRI

“Ya tenemos una economía que empieza a ordenarse”

Junto a Vidal, el Presidente recorrió ayer la megaobra hídrica del río Salado, con la que se busca atenuar el impacto de las inundaciones.

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que “ya tenemos una economía que empieza a ordenarse” y subrayó que “no se puede gastar más de lo que uno tiene”, tras recorrer, junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, obras hídricas en la cuenca del río Salado, a la altura de la ciudad de Roque Pérez.
“Esta obra, como todas las que venimos haciendo, lamentablemente postergada, pero como buena noticia es que hoy sí es una prioridad”, dijo Macri, en su primer acto público tras su gira la semana pasada por India, Vietnam y Emiratos Árabes.
La obra en cuestión demandó una inversión de $1000 millones de pesos, en el marco del Plan Maestro Integral Cuenca del Río Salado. Con ese trabajo de ensanchamiento del río se busca atenuar el impacto de las inundaciones en esa zona de la provincia de Buenos Aires.
El jefe de Estado sostuvo que “todas estas obras son el cimiento, son las bases que estamos haciendo para construir ese país que todos queremos, sin negar las dificultades que tenemos, porque todavía estamos atravesando los coletazos del 2018”.
“Pero, como decía María Eugenia, la diferencia es que hoy ya tenemos una economía que empieza a ordenarse, empezamos a tener algo elemental, que lo entendimos siempre en nuestras casas, pero que en la política se llevó a una confusión permanente que es que no se puede gastar más de lo que uno tiene”, subrayó. “No se puede vivir de prestado y eso lo estamos empezando a ordenar”, insistió. En esa misma línea, Macri expresó que “lo que necesita la gente para progresar son obras, obras de infraestructura que le mejoren la calidad de vida y le aumenten su capacidad productiva”.
Remarcó que “la tercera cosa que estamos haciendo es vincularnos con el mundo para intercambiar conocimiento, y sobre todo para llevar nuestros productos” y recordó que días atrás estuvo en la India y Vietnam.
Ponderó que “otro cambio positivo es que más de 100 empresas viajaron con nosotros y la mayoría eran pequeñas empresas que nunca habían viajado”. “Tenemos que seguir coherentemente trabajando en la línea en que vamos de ser creíbles, confiables, seguir ordenando nuestras cosas y no esperar que los de afuera vengan a ordenar nuestros problemas”, manifestó.
Sobre el final, evaluó que “la gente está madurando, está entendiendo lo que nos pasó durante los anteriores 15 años y 30 años y que ahora vamos a recuperar el tiempo perdido llevándole certidumbre a la gente”.

COMENTARIOS