Tarjetas: pese a la baja de tasas no ceden los intereses
TAMBIÉN ES ALTA LA COMISIÓN POR LA VENTA DE DÓLARES

Tarjetas: pese a la baja de tasas no ceden los intereses

Si bien el Central puso por debajo del 50% la tasa de Leliq, los bancos no ceden los intereses en sus productos. Alcanza especialmente a préstamos personales.

Desde el inicio del año, el Banco Central de la República Argentina (Bcra) viene consolidando una baja de tasas, algo que no se ve reflejado en los intereses que cobran los bancos por sus productos como tarjetas de crédito y préstamos personales. Se paga más de 100% por tarjetas y hasta 180% por un préstamo personal.
La tasa de Leliq está por debajo del 50%. Concretamente este jueves cerró a 47,55%, luego de que octubre del año pasado había superado el 70%. Pero las entidades bancarias mantienen sus costos para los clientes muy por encima de ese porcentaje.
Según informa en su página el Bcra, la tasa efectiva anual promedio de una tarjeta de crédito internacional es de 106%, mientras que algunos bancos incluso cobran comisiones por encima del 160%.
En el caso de paquetes Gold y Platinium el promedio llega a 104%. Un poco más bajo es para las Black/Signature que se posa en 100% y el tope máximo es más bajo que en el resto de los productos.
Por otro lado, el Costo Financiero Total (CFT) para los préstamos personales en los bancos partes desde el 95% y llegan hasta casi 180% tanto si se los toma a 1 como a 5 años.
Asimismo, la Argentina registra el cobro de comisión más alto por la compraventa de dólares de la región, con un 4,92%, seguida por Uruguay y México con 4,39% y 4,25%, respectivamente, mientras que Brasil tiene la tasa más baja, según un relevamiento realizado en los últimos días de enero último por la Universidad Argentina de la Empresa (Uade).
Los países que menores comisiones cobran por la compra y la venta de la divisa norteamericana son Bolivia con el 1,46%, Perú con el 0,30% y Brasil, con apenas 0,02%. El concepto, que también se conoce como “spread cambiario”, es la diferencia de cotización de una moneda entre su precio de venta y de compra. Ese margen es la ganancia directa de las entidades operadoras, es decir los bancos y casas de cambio.
En el informe, elaborado por el Departamento de Economía y Finanzas de la Uade, se explica que “en los mercados financieros cuando existe mayor volatilidad en la cotización de la moneda (mayor incertidumbre), las entidades tienden a protegerse aumentando la diferencia entre la punta vendedora y compradora, para asegurarse ganancias con las operaciones de compra-venta”. El informe aclaró que en la Argentina el margen de comisión bancaria por la compra-venta de dólares (según tipo de cambio del Banco Nación) no siempre estuvo en los valores actuales.
Antes de la “primera gran devaluación del 2018, del mes de mayo, el ‘spread cambiario’ estaba en el orden del 2,46%, pero los operadores ajustaron sus tasas y se ubicó en el orden del 3,5%, y después se volvió a ajustar fuertemente, lo que la llevó a alcanzar un 5,14% en octubre pasado, tras la segunda gran devaluación del año”.

COMENTARIOS