Una familia tipo necesitó $25.494 para no caer en la pobreza
INDEC

Una familia tipo necesitó $25.494 para no caer en la pobreza

Según los últimos datos publicados por el Indec, en diciembre, una familia tipo necesitó $25.493,80 para no caer por debajo de la línea de pobreza.
Es así que la aceleración de la inflación y, particularmente, el aumento de los precios de los alimentos impactaron de lleno en la canasta básica total (CBT) en 2018.
La CBT, que incluye alimentos y servicios necesarios para no ser considerado pobre, aumentó 1,1% en el último mes y 52,9% en todo el año pasado, muy superior a la inflación anual de 47,6%. Cuando se mide la canasta básica alimentaria (CBA), que incluye la cantidad mínima de alimentos necesarios para la subsistencia y para no caer por debajo de la línea de la indigencia, un mismo grupo familiar necesitó ingresos de por lo menos $10.197,53.
La CBA tuvo un alza del 0,7% en diciembre, en comparación con el mes previo, y en el año acumuló una suba del 53,5%.
La diferencia entre los valores de inflación y de la canasta básica total se explican porque el último indicador sólo toma el incremento de los precios correspondientes a alimentos y servicios básicos como gas, luz, agua y transporte, mientras que el IPC contempla, además, la variación de precios en otros rubros, como salud, educación, prendas de vestir o entretenimiento. De hecho, alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 51,2% en el último año, por arriba del promedio de IPC general.
En el primer semestre del año, el índice de pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, dentro de las cuales 4,9% eran indigentes.
Esa medición estuvo por debajo del 28,6% del primer semestre del 2017, dentro del cual 6,2% eran indigentes.

COMENTARIOS