Una protesta recalienta la interna en Mar del Plata
CAOS EN LA TERMINAL

Una protesta recalienta la interna en Mar del Plata

Dársenas vacías y la disconformidad de los pasajeros son las postales que siguen a la inconveniente protesta. Hoy puede haber una resolución de inconstitucionalidad.

Una protesta que realizaron maleteros de la estación ferroautomotor de Mar del Plata enrolados en la CTA se convirtió en las últimas horas en un nuevo dolor de cabeza para el intendente local Carlos Arroyo y en disparador de nuevas tensiones políticas al interior de Cambiemos.
El conflicto continuaba ayer afectando la actividad en la terminal.
Los maleteros decidieron protestar para pedir el blanqueo de 70 trabajadores del sector trabajando (subiendo y bajando valijas) desde la puerta de acceso de los micros de larga distancia a la ciudad, y no en las dársenas de la terminal.
La medida de fuerza generó un enorme desorden en un fin de semana con intenso movimiento turístico en La Feliz.
Cientos de visitantes tuvieron problemas para abordar los micros y la zona de la terminal se convirtió en un verdadero caos justo en días de recambio de temporada.
La protesta de maleteros vino a sumar un elemento más en una temporada conflictiva para el principal destino turístico del país. Desde diciembre y hasta entrado el mes de enero la ciudad se vio afectada por una larga medida de fuerza de los trabajadores municipales que logró ser desactivada con intervención de la Provincia, que dictó la conciliación obligatoria.
Además, volvió a exponer las tensiones internas del oficialismo y en torno a la figura del intendente Carlos Arroyo, quien mantiene un abierto enfrentamiento con la gobernadora María Eugenia Vidal y con otros sectores de Cambiemos, espacio por el que fue elegido pero del que cada vez se muestra más lejos.
El malestar de Arroyo se acrecentó luego de que Vidal decidiera mostrarse en todos los actos en esa ciudad junto al diputado nacional Guillermo Montenegro, su elegido para competir por la intendencia en octubre.
La protesta de los maleteros de los últimos días además abrió otro frente contra Arroyo. Esta vez fue el turno del diputado provincial de Cambiemos Guillermo Castello, que responde a Elisa Carrió y también quiere competir por la intendencia.
Castello ya había cargado contra Arroyo en la polémica en torno a Uber. Ahora, decidió salir a criticarlo por las redes.
“Mientras el intendente Arroyo se dedica a cazar Uber, los turistas que llegan a Mar del Plata por micro deben bajar su equipaje en medio de un basural”. Y continuó tajante: “Arroyo nos regaló la peor imagen turística de la historia de nuestra ciudad”. disparó el “Lilito”.

COMENTARIOS