Macri habló de economía en su gira de precampaña
“ME OBSESIONA QUE LA ARGENTINA SE PONGA EN MARCHA Y BAJE LA INFLACION”, DIJO

Macri habló de economía en su gira de precampaña

El Presidente reconoció ayer las “tormentas” del 2018 y le echó la culpa a la sequía y la guerra comercial entre Estados Unidos y China. “De 70 años de fiesta no se sale en tres”, indicó y defendió sus vacaciones.

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que su obsesión “es lograr que la Argentina se ponga en marcha otra vez, que empecemos a crecer, que baje la inflación, que volvamos a generar empleo y reducir la pobreza, que es el principal compromiso que sigo teniendo como Presidente, más allá del retroceso que hemos tenido con todas las tormentas del 2018”. En un reportaje a radio LU5AM 600, de Neuquén, Macri admitió que “con el aumento de la inflación, lo que habíamos conquistado, como la disminución de la pobreza, volvimos para atrás, pero seguimos en el mismo compromiso”.
Agregó que esperaba, “sin hacer pronósticos, que este año la Argentina lentamente vuelva a crecer de la mano del turismo, del agro, de la minería, de la energía, de la exportación de servicios con valor agregado, de las exportaciones industriales, que todas están creciendo”.
Sobre la crisis del año que terminó, Macri explicó que “pasaron dos cosas simultáneamente que fueron muy graves: la sequía, que afectó la exportación de granos y el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que dejó sin financiamiento a los mercados emergentes, entre ellos la Argentina, que de $30 mil millones de financiación, bajó a $7 mil millones en 2018, con lo cual la Argentina se quedó sin crédito”.
“La crisis nos obligó a que todo el mundo se siente alrededor de una mesa y acepte por primera vez en muchos, muchos años, tener un presupuesto equilibrado, primario”, dijo Macri.

Fiesta
“Fue un año muy duro el que vivimos, muy duro. Con las tormentas, como las llamé, que vinieron una tras otra, no paraban más. Pero a la vez, tal vez, haya sido uno de los años en los que más crecimos porque aprendimos y entendimos que de 70 de fiesta, sobre todo en los últimos 15 años, no se sale en tres años”, reconoció el mandatario en el reportaje desde Neuquén.
“Hoy, todos entendemos -agregó- que no le podemos pedir más impuestos a la gente, que tenemos que bajarlos porque son demasiados altos y que tenemos que aprender a administrar mejor”.
“Ese debate comenzó en la Argentina, por eso creo que fue un mal año, pero en el fondo tal vez crecimos mucho más como sociedad en el 2018, porque comprendimos, entendimos, aceptamos realidades”, ya que veníamos de creer, dijo, que “se puede vivir gastando eternamente más de lo que uno tiene, que se puede vivir gratis, que la plata de algún lugar sale. Y eso es mentira”, reflexionó el jefe de Estado.
Por otra parte, sobre el viaje que realizará en los próximos días a Santa Cruz, Macri dijo que es una provincia “muy castigada. No es casualidad, tenía fuertes desequilibrios; un Estado que gastaba muchísimo más de lo que tenía, eso trajo una crisis interna muy grande, de la cual lentamente están empezando a salir. Pero como todo el país también es una provincia con enorme potencialidad, tiene gran fuerza con la pesca, con la minería, con la energía, también el turismo. Todas las provincias argentinas tienen fortalezas que no han sido aprovechadas en el pasado y que tenemos que lograr ponerlas en valor”.

Vacaciones
“La verdad es que no las entiendo (a las críticas). Uno tiene que tener un espacio de tranquilidad y reflexión y de recuperar energías”, defendió el mandatario su decisión de apostarse la última semana de diciembre y las dos primeras de enero en el sur.

COMENTARIOS