Macri decidió descongelar los sueldos de su Gabinete: aumentarían el 25%
POR DECRETO

Macri decidió descongelar los sueldos de su Gabinete: aumentarían el 25%

La medida será oficializada en la semana. En enero había resuelto que no recibirían incrementos en un gesto de “austeridad”.

Finalmente, los funcionarios del Gabinete nacional tendrán aumento de sueldo en el inicio de 2019. Desde el Poder Ejecutivo confirmaron la decisión de descongelar los ingresos de ministros, secretarios y subsecretarios, y si bien evitaron confirmar cifras, el incremento rondaría el 25%.
La medida, que venía siendo elaborada en las últimas semanas, fue ratificada por el presidente Mauricio Macri, que firmó la resolución en Villa La Angostura, donde se encuentra descansando desde hace algunos días. A principio de 2018, y en lo que denominaron como un “gesto de austeridad”, Macri había anunciado el congelamiento de sueldos de los funcionarios de alto rango, además del recorte de los cargos jerárquicos del Gobierno.
Sin embargo, el mandatario decidió sobre el final del año equiparar los aumentos de quienes integran el Gabinete con lo que fue la paritaria de los empleados estatales, que cerraron una paritaria total del 25%, aunque aún tienen una revisión prevista para febrero próximo.
De todas formas, los sueldos de los funcionarios no percibirán retroactivos y las actualizaciones serán a partir del año que comienza el martes.
Según datos oficiales, los ministros perciben actualmente un sueldo bruto de $183.500, con la excepción del canciller Jorge Faurie, que cobra $350.000 como personal del Servicio Exterior, y de Oscar Aguad, que percibe un plus por desarraigo.
De todas formas, con la reforma del Gabinete aplicada en septiembre, varios ministros fueron degradados a secretarios con lo que vieron caer sus salarios reales.
La decisión de congelar los sueldos oficiales formó parte de una serie de medidas con las que el Gobierno intentó dar señales hacia afuera de que el ajuste también se aplicaba puertas adentro. Así, en junio pasado, en medio de la fuerte devaluación y la disparada de la inflación, anunció nueve medidas para bajar el gasto en la administración pública, con las que esperaba ahorrar en un año $26.400 millones. Entre otras cosas, se congeló el ingreso de empleados al sector público, se aplicó una baja del 30% en horas extras y viáticos, así como un 15% de reducción en los gastos de las empresas estatales. “Lo de congelar los sueldos fue solo un gesto. Son algo más de 300 personas y no es un factor que cambie los números del gasto público”, justificó un funcionario.
El Gobierno había anunciado en enero de 2018 que la alta administración pública no percibiría más aumentos como un gesto de austeridad en un año que se preveía de difícil negociación con los sindicatos.
A pesar del congelamiento de su salario, de acuerdo a los datos que publica el Gobierno, Macri percibió un incremento en la primera mitad de 2018. En enero el salario presidencial ascendía a $208.207 brutos. Para marzo esa cifra ascendió a $210.242 y para mayo, a $214.444. Un 3% de aumento.

COMENTARIOS