“Balacera de Azopardo”: absolvieron a Milagro Sala
JUJUY

“Balacera de Azopardo”: absolvieron a Milagro Sala

El Tribunal Criminal N° 2 declaró inocente a la dirigente de la Tupac Amaru, acusada de haber mandado a matar a un hombre en 2007. La Fiscalía había pedido 12 años de cárcel.

La Justicia jujeña absolvió a Milagro Sala en la causa conocida como “La balacera de Azopardo”, en la que estaba acusada de contratar sicarios para matar a un hombre en 2007 en Jujuy. La líder de la Tupac Amaru sigue en prisión preventiva, con domiciliaria, por otras dos causas.
“Es un pequeña luz de esperanza de que tenemos que comenzar a creer en la justicia verdadera, que no se siente atada al poder político”, expresó Milagro Sala, líder de la organización social y política Tupac Amaru.
Sala estaba acusada como “coautora de homicidio agravado por precio o promesa remunerativa en grado de tentativa” y la Fiscalía había pedido 12 años de cárcel para la dirigente kirchnerista.
El Tribunal en lo Criminal N° 2 la absolvió aplicando el principio “in dubio pro reo” por el cual en caso de duda o por falta de pruebas, se favorece al imputado. Las juezas que lo integran concluyeron que no había elementos suficientes para considerar que Sala, detenida desde el 16 de enero de 2016, fue quien ordenó a Rafael Páes y a Fabio Alberto Avila que mataran al dirigente Alberto “Beto” Cardozo.
“La balacera de Azopardo” ocurrió el 27 de octubre de 2007. En ese barrio se generó un tiroteo en el que esos tres hombres estuvieron presentes y durante el intercambio de tiros, una nena de 11 años resultó gravemente herida.
Avila fue el único condenado en el juicio: recibió una pena de 6 años y 6 meses de prisión como “autor material y responsable de homicidio simple en grado de tentativa y lesiones graves en concurso real”, por haber lastimado a la menor.
Cardozo, quien también estaba imputado por intento de homicidio, fue absuelto. Había un único testimonio que inculpaba directamente a Sala. Era el del cooperativista, ex prófugo, Rafael Páes, quien aseguró ante la Justicia que la líder de la Tupac lo mandó a él y a un compañero, Fabián Avila, a matar a Cardozo, en ese entonces enfrentado con Sala.
Páes ya había sido sobreseído en 2016 por el juez de instrucción penal, Pablo Pullen Llermanos, por lo que está en libertad desde ese entonces y no fue parte del juicio. Su abogado había reconocido que estuvo en el lugar pero que “no tuvo nada que ver con el enfrentamiento armado entre las personas imputadas”.
La defensa de Sala apuntó de lleno contra ese testimonio al que consideró falso. “Páes fue sobreseído luego de involucrar a la dirigente social Milagro Sala en el hecho. La impunidad y la persecución política suman otro capítulo más en la provincia de Jujuy”, denunciaron desde el Comité por la Libertad de Milagro Sala.
La abogada de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, había solicitado la absolución de su defendida por prescripción de la causa y por “ausencia de pruebas que acrediten la existencia de los hechos y la participación (de Sala) en ellos”. Conocida la sentencia favorable, la letrada arremetió: “Ahora iremos por la condena al juez Pullen Llermanos y el fiscal Cussel por el trámite de esta vergonzosa causa armada”.
El Gobierno jujeño, a través de Fiscalía de Estado y de la Oficina Anticorrupción, es denunciante y querellante en causas donde Sala está implicada Sala por hechos de corrupción, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y violencia.
Una de ella es la conocida como “Pibes Villeros”, que tendrá sentencia durante el mes de enero.
Milagro Sala también está procesada en una causa por el robo del expediente original de “La balacera de Azopardo” que se habría producido en 2009.

COMENTARIOS