Más del 65% de los argentinos está disconforme con la democracia
ENCUESTA DE LA UCA

Más del 65% de los argentinos está disconforme con la democracia

Lo reveló un estudio de la Universidad Católica Argentina. Es el registro más alto de malestar ciudadano que se observa en los últimos nueve años.

Una encuesta del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina revela que el 65,6% de la gente siente una disconformidad con el funcionamiento de la democracia, un 60,2% descree de las instituciones de la República, hay un 74% de déficit de participación ciudadana y un 34,6% de apatía de la gente por la democracia.
Los argentinos no parecen nada conformes con los objetivos alcanzados en el 2018 por la democracia para mejorar sus vidas.
Todos estos indicadores se incrementaron en el último año si se tiene en cuenta que en el 2017 el nivel de disconformidad con la democracia era del 51,6% y el registro actual del 65,6% es el de mayor pronunciamiento de cuestionamientos de los argentinos al funcionamiento democrático en los últimos nueve años.
"Existe una manifiesta disconformidad de los sectores con dificultades en el funcionamiento de la democracia que se refleja en una mezcla de rechazo al gobierno actual y a la democracia en general", evaluó Agustín Salvia, el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA. El mismo centro de investigaciones acaba de reflejar un aumento de cinco puntos del índice de pobreza en la Argentina que llegó al 33,6% en el tercer trimestre de este año.
El nivel más bajo de percepción ciudadana sobre el funcionamiento de la democracia que registró la UCA fue en en el 2011 (37,5%), y el más alto este año (65,6%). Así, casi 2 de cada 3 entrevistados se muestran disconformes con el funcionamiento de la democracia en el corriente año, 14 puntos porcentuales más que en el 2017.
Para Bautista Gutiérrez Guerra, que es el investigador de la UCA que estuvo a cargo del informe Valoraciones de la Democracia y apatía ciudadana (2010-2018), "el indicador de disconformidad con el funcionamiento de la democracia no cuestiona la legitimidad de la democracia como forma de gobierno sino que pone de relieve la evaluación de la sociedad sobre el cumplimiento de objetivos fundamentales que tienen que ver con alcanzar niveles aceptables de bienestar".
Es en los sectores medios y bajos donde más creció el malestar sobre el funcionamiento de la democracia porque en los últimos años se vio resentida su situación socio económica.
Así, la encuesta de la UCA, sostiene que los sectores medios mostraban el año pasado un 45,1% de disconformidad con la democracia y hoy muestran niveles del 60,5%. En los sectores de trabajadores de bajos recursos en el 2017 la percepción negativa de la democracia era del 54,5% y ahora expusieron un malestar que ronda el 68,1%. Algo similar ocurrió en los sectores bajos socioeconómicos donde había una disconformidad en la democracia del 55,3% en el 2017 y este año es de 69,5%.
"Todo esto muestra que la crisis golpeó fuerte y que hay un gran rechazo a las grietas políticas que no logran resolver en democracia las situaciones de bienestar del ciudadano medio", explicó Salvia.

COMENTARIOS