Un nuevo escándalo de corrupción sacude a la obra social bonaerense.
Un nuevo escándalo de corrupción sacude a la obra social bonaerense.
CASO IOMA

Investigan el pago de sobornos a médicos

Una investigación periodística revela que profesionales de esa obra social piden “retornos” por colocar prótesis.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) difundió un estudio sobre sobornos exigidos por traumatólogos de la Obra Social de IOMA, en base a información aportada por proveedores y pacientes, en un trabajo que da cuenta de un circuito de retornos que se verifica en instituciones públicas y privadas.
Se trata de una entrega de Implants Files, una serie de notas sobre la industria de dispositivos médicos que publican los diarios La Nación y Perfil. Los periodistas argentinos que integran este Consorcio tuvieron acceso a registros de audios en los cuales se escucha a médicos que exigen retornos a los proveedores de IOMA, la obra social del Estado bonaerense, de entre $ 18.000 y $ 25.000 por cada prótesis.
En la investigación se consigna que las conversaciones grabadas se entregaron a la Justicia, pero se aclara que los nombres de los profesionales de la salud no se difunden con el propósito de resguardar el interés de la causa.

Identidad reservada
Según consignan, el denunciante posee una identidad reservada y confió a los autores de este trabajo que “su empresa había sido ganadora de diversas licitaciones públicas convocadas por IOMA, pero que al momento de realizar una cirugía, los médicos se comunicaba telefónicamente con el proveedor y exigían un 'honorario' de alrededor del 20 % del valor del implante colocado”.
Si el empresario no accedía al pago de este retorno, el profesional rechazaba las prótesis de este proveedor mediante nota a la obra social. “A nosotros por una cadera común importada de IOMA nos dan 12 mil o 14 mil pesos, por una de este tipo yo le iba a pedir 18 mil (…) Son módulos muy altos y eso era lo que teníamos en mente”, se puede escuchar en uno de los audios que se difunden en las páginas web de estos diarios.
A partir de estas denuncias, el fiscal Marcelo Romero inició una causa judicial y solicitó un listado de las prótesis que el IOMA tramitó en los últimos cinco años y cuáles fueron los médicos que las solicitaron.
A Avelina, 65 años, le indicaron que debe operarse de la cadera. Se atiende por el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), la obra social de la provincia de Buenos Aires. El médico le advirtió que tendrá que utilizar una prótesis. La cirugía, sin embargo, se hará esperar. Conseguir una cadera en IOMA puede ser un trámite extenso y costoso.

El mecanismo
¿Cómo se pagan las coimas para los médicos de IOMA? La Justicia de La Plata investiga si las últimas administraciones de IOMA -incluida la actual gestión- alimentaron ese mecanismo de sobornos al permitir sobreprecios de hasta el 500% en las prótesis que compra la obra social, un negocio que mueve más de $2400 millones, según datos oficiales.
Los proveedores y especialistas consultados por el equipo argentino del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) estiman que los sobornos a los médicos equivalen al 20% del presupuesto de IOMA para adquirir prótesis, es decir, pagos ilegales por cerca de $500 millones en 2018.
IOMA acuerda los precios para las prótesis con los proveedores a través de un nomenclador. Esa lista de precios oficial hoy está bajo sospecha de la Justicia. Por ejemplo: la obra social paga $23.230 a las ortopedias por un clavo DHS de cadera (código OSME2), pero la prótesis se consigue a unos $3500 más IVA en el mercado, según un relevamiento de la Asociación de Profesionales de la obra social.
Otro ejemplo: las placas para fracturas (código OSI11) cotiza en el nomenclador de IOMA $30.500, pero ese producto puede conseguirse por $5000 más IVA en el mercado, según el relevamiento realizado por 70 auditores externos que trabajan para la asociación de profesionales que lidera Idelmar Seillant.
En diálogo con el equipo argentino del ICIJ, desde la obra social bonaerense dijeron: "IOMA heredó nomencladores con precios establecidos en la gestión anterior. Al ser elevados, en 2016 se tomó la decisión de pesificar los montos y además, se les quitó un 20%". Señalaron que desde 2017, el nuevo presidente, Pablo Di Liscia, inició una "evaluación exhaustiva de más de 500 puntos para analizar su valor". Por último, desde IOMA dijeron que desde el año próximo van utilizarse nuevos nomencladores cuyos insumos "estarán establecidos, entre otros factores, por los valores del mercado".

Los diálogos
El equipo argentino de Implant Files accedió a grabaciones telefónicas de conversaciones entre médicos de IOMA y proveedores del servicio que ahora están en manos de la Justicia. En esos diálogos, los cirujanos y traumatólogos les piden "honorarios" a las empresas.
-Médico: Es primordial para nosotros el tema de los honorarios.
-Empresa: De los honorarios...
-Médico: Claro...
-Empresa: Escúchame, y ¿qué es lo que tenían en mente?
-Médico: Lo que nosotros teníamos en mente es... Nosotros por una cadera común importada de IOMA nos dan 12.000 o 14.000 (pesos), por una de este tipo yo le iba a pedir 18.000, que es algo lógico porque son módulos muy altos. Eso es lo que nosotros teníamos en mente.
Desde la Asociación de Médicos de la Actividad Privada, el secretario gremial Antonio Di Nanno dijo que "un médico que pide retorno tiene que ir preso", pero remarcó que esto puede ocurrir sólo "porque no hay un Estado que regule y controle".
Seillant calculó desde la asociación de profesionales de IOMA que el costo de los sobreprecios en todos los rubros que maneja la obra social de la provincia de Buenos Aires fue de $4800 millones en 2018. "En IOMA no falta dinero; sobran ladrones", lanzó Seillant.

COMENTARIOS