El oficialismo consiguió dictamen y se votará el 14 de noviembre
PRESUPUESTO 2019

El oficialismo consiguió dictamen y se votará el 14 de noviembre

El oficialismo contó con el respaldo de los senadores salteños Juan Carlos Romero, del Interbloque Federal y Rodolfo Urtubey, del Bloque Justicialista.

El oficialismo consiguió ayer firmar el dictamen para el Presupuesto 2019 en el Senado con el respaldo de un senador justicialista y quedó en condiciones para votarlo el 14 de noviembre.
Al término de la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el proyecto de presupuesto logró reunir las nueve firmas necesarias para tener dictamen, aunque la mayoría de los senadores del Bloque Justicialista evitaron dejar su rúbrica.
El dictamen salió con las firmas de los oficialistas Esteban Bullrich; Ángel Rozas; Silvia Giacoppo; Julio Martínez; Claudio Poggi y Laura Rodríguez Machado, a quienes se sumaron el salteño Juan Carlos Romero, del Interbloque Federal, y su comprovinciano Rodolfo Urtubey, el único del Bloque Justicialista que firmó.

Fuertes discusiones
La exposición del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en el Senado sobre el Presupuesto 2019 tuvo su momento más tenso cuando el justicialista José Mayans acusó al funcionario de dar "instrucciones" a los jefes de bloque, lo que originó una fuerte pelea con el presidente de su bancada, Miguel Pichetto.
La pelea en la Comisión de Presupuesto y Hacienda empezó durante la exposición inicial de Pichetto, cuando el rionegrino insistió en que "si bien es un presupuesto de emergencia, es importante tenerlo porque de lo contrario aumentaría la discrecionalidad" por parte del Poder Ejecutivo.
Mayans lo interrumpió fuera de micrófono cuando Pichetto, en medio de críticas a la gestión económica (calificó de "nefastos" a los ex presidentes del Banco Central Federico Sturzenegger y Luis Caputo), cuestionó también a los "discursos que defienden a los pobres, diciendo que no hay que votar el Presupuesto".
"Yo hablo por mí. Vos hacete cargo de lo tuyo", le respondió el jefe de bloque a su colega formoseño y señaló: "Soy dueño de mis palabras. Hablo por mí, por lo que hago y lo digo públicamente y no tengo doble discurso. No tengo problema de asumir que es mejor tener presupuesto".
Seguidamente, tomó la palabra Mayans, que comenzó su discurso manifestando su "respeto" por el jefe del Bloque Justicialista, pero aclarando que tiene una visión distinta y que Pichetto "obviamente hace lo que puede".
El formoseño lanzó una catarata de críticas al Gobierno: dijo que "le erraron un poquito con el presupuesto anterior" porque no se cumplió ninguna meta, que "el desempleo ya está por arriba del 11%" y que el Presupuesto 2019 "blanquea una deuda de 400 mil millones de dólares".
"El ministro le dio instrucciones a los jefes de bancada para que llamen a sesión especial el miércoles que viene, para que no se pueda tratar el tema del Fondo Sojero, es una vergüenza", lanzó el formoseño, luego de asegurar que hubo "aprietes" a gobernadores.
Pichetto, jefe del Bloque Justicialista, tomó la palabra inmediatamente: "No lo puedo dejar pasar. A mí nadie me dio ninguna instrucción. Llamar a sesión especial, por lo que he leído en algunos diarios, es una idea del oficialismo".
Finalmente, Frigerio reiteró los argumentos con los que previamente había defendido la decisión de eliminar el Fondo Sojero y agregó: "Me preocupan las acusaciones de amenazas sin puntualizar quién las recibió. Eso no pasó. La relación con los gobernadores no es así".

COMENTARIOS