Agustín Radrizzani junto a Hugo Moyano en Luján.
Agustín Radrizzani junto a Hugo Moyano en Luján.
ASAMBLEA PLENARIA DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA

En tenso diálogo con el Gobierno, la cúpula de la Iglesia renunciaría a ciertos aportes del Estado

Dejarían de percibir los fondos estatales que se calculan en unos 140 millones de pesos anuales. La reunión se realiza tras las fuertes críticas por la misa celebrada por el arzobispo Agustín Radrizzani tras la convocatoria de Hugo y Pablo Moyano.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) realizará hoy la Asamblea Plenaria de fin de año, durante la que se podría decidir si la Iglesia renuncia a los aportes del Estado.
Obispos de todo el país se reunirán en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, en la localidad bonaerense de Pilar, para comenzar con las jornadas de debate que se extenderán hasta el sábado.
Las sesiones comenzarán con el habitual intercambio pastoral entre los prelados y, al final del evento, los referentes religiosos tienen previsto elaborar un comunicado con las conclusiones.
El encuentro de los obispos se produce tras la controversia generada por la misa por la "paz, pan y trabajo", celebrada el pasado 20 de octubre por el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustin Radrizzani, frente a la tradicional basílica, a la que convocaron Hugo y Pablo Moyano, quienes participaron desde la primera fila, además de miembros notorios del kirchnerismo.
Tras esa misa, que generó una controversia con el gobierno nacional y provocó cierta tensión dentro del Episcopado, monseñor Radrizzani debió salir a pedir "perdón" en una carta pública -que se leerá este fin de semana en las misas de la arquidiócesis- a quienes "han sufrido" por esa celebración, y aclaró que "no tuvo ninguna intencionalidad politica".
En este sentido, trascendió que los obispos podrían anunciar que la institución va a renunciar a los aportes oficiales, una de las principales críticas hechas por una parte de la sociedad. Según trascendió, son 140 millones de pesos que serán eliminados de manera gradual y que actualmente representan el 7% de la financiación de esta institución.
La Iglesia pasaría entonces a fortalecer y crear otros medios de ingresos alternativos, algo que ya venían analizando con representantes de la secretaría de Culto de la Nación y la Jefatura de Gabinete.
La Asamblea Plenaria comenzará temprano y cerca de las 19:30 está prevista la misa de apertura por parte del monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal.
Del encuentro participará el obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, quien quedó en el ojo de la tormenta y debió pedir "perdón" por la misa que ofició hace dos semanas frente a la tradicional Basílica con la participación de varios sindicatos críticos del Gobierno, liderados por Hugo y Pablo Moyano, y referentes del kirchnerismo.
Todo indica que ése será también uno de los temas de análisis, además de las políticas sociales del oficialismo hacia los sectores más vulnerables y el aumento de las cifras de pobreza.
Otro de los temas en discusión durante estas jornadas serán los posibles cambios a la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), a la que la Iglesia considera como algo que "va contra la cosmovisión cristiana".
Además, los obispos argentinos empezarán a preparar la próxima visita ad limina al papa Francisco, prevista para mayo de 2019, que se efectuará en dos tandas.

COMENTARIOS