La suba de los combustibles impacta de manera directa en los alimentos, por el costo del transporte.
La suba de los combustibles impacta de manera directa en los alimentos, por el costo del transporte.
PRECIOS SIN FRENO

Más aumentos alimentan la inflación

Noviembre llegó con fuertes subas en combustibles y alimentos, mientras que en diciembre próximo subirán la medicinas prepagas y se espera una nueva actualización en nafta y gasoil.

El aumento de los combustibles alimenta el proceso inflacionario, “es como echarle nafta al fuego”, señalan economistas, mientras que las subas con la llegada de noviembre también se extienden a otros sectores sensibles, asestando un duro golpe al bolsillo de los sectores más vulnerables de la sociedad.
Los combustibles sufrieron un alza en promedio del 7%, en los alimentos los precios suben sin freno, mientras se esperan otros aumentos para lo que resta del año vinculados con la medicina prepaga y taxis, lo cual pondrá más presión a la inflación que, según estimaciones privadas, superará el 45 por ciento en 2018.

Impacto por el transporte
Tras meses con fuertes incrementos como consecuencia de la marcada devaluación, noviembre tuvo un inicio con una suba de hasta 7% en los precios de los combustibles, hecho que a su vez impactará de manera directa en el costo de los alimentos por el encarecimiento del transporte de mercaderías.
A lo largo del año, tuvieron un total de 14 aumentos y es probable que se aplique uno más a principios de diciembre por la actualización de impuestos en el sector.
En ese escenario, el primero de este mes los precios de los cigarrillos subieron 8,4% y anotaron así el quinto incremento en lo que va del año, por lo que un atado de 20 unidades pasó a costar más de 70 pesos.

Salud, más cara
Por otro lado, el Gobierno ya oficializó la autorización a las empresas de medicina prepaga para aplicar un nuevo aumento, que será del 8,5% desde diciembre.
En ese caso, acumulará cinco alzas durante el año y las cuotas mensuales que pagan 6.200.000 personas en la Argentina, tendrán así un aumento del 40,8%, apenas por debajo de lo que se estima como inflación anual.
Hacia mediados de diciembre también se actualizará la tarifa de taxis. Es que subirá 18% hacia mediados del último mes del año, lo que llevará la bajada de bandera tendrá un costo de $38,50.
De ese modo, la ficha diurna pasará de $3,26 a $3,85, mientras la nocturna se elevará a $ 4,62 (ahora cuesta $ 3,91) y la bajada de bandera después de las 22:00 costará $46,20.
Vendrán días peores
Además, en el inicio de enero 2019 se espera que continúen los aumentos que afectan principalmente a la clase media ya que expendedores de combustibles advirtieron que es probable que el primero de enero se concrete una nueva suba de naftas por entender que aún hay "atraso" en el precio.
En tanto, la empresa AySA ya convocó a través del Boletín Oficial a una audiencia pública para el 15 de noviembre con el fin de debatir cuál será el incremento para 2019.
Ese mismo día el INDEC dará a conocer los resultados del Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondientes a octubre pasado.
El último informe oficial había señalado los precios minoristas subieron 6,5% en septiembre, en lo que fue la escalada más alta de los precios minoristas desde abril de 2016.

COMENTARIOS