Fin para el vínculo de Monzó y Macri: no será reelecto
CAMBIEMOS

Fin para el vínculo de Monzó y Macri: no será reelecto

El titular de la Cámara baja ratificó ayer una decisión que había comunicado al Presidente en abril, para no seguir en la alianza como legislador. Pretendía una embajada. Lo tientan desde el peronismo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ratificó ayer su decisión de no renovar su banca en las elecciones de octubre de 2019 cuando termine su mandato, como se lo había anticipado a fines de abril al presidente Mauricio Macri y al jefe de Gabinete Marcos Peña.
“No busco nada. Me preguntan y contesto, se trata de una decisión que tengo tomada hace mucho tiempo”, dijo Monzó ayer y señaló que “ya hice el duelo, voy a cumplir con mi mandato institucional, pero no voy a reelegir”.
Un día antes el periodista Jorge Asís indicó en el canal América que el legislador no iba a seguir en Cambiemos, determinación que adquiere consistencia con su salida de las listas parlamentarias del año entrante. No obstante, el columnista del programa “Animales Sueltos” precisó que el titular de la Cámara baja es “tentado” por el peronismo. Monzó comunicó al gobierno a fines de abril su decisión de no postularse a la reelección, tema del cual dio cuenta en aquella ocasión Télam, y por entonces hasta se especuló con la posibilidad que fuera a dirigir una embajada, pero ante la coyuntura económica permaneció en su puesto y participó de las negociaciones junto con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para acordar con el peronismo la sanción del Presupuesto 2019.
En esa sesión del 24 de octubre, Monzó se volvió a destacar su capacidad de conducción, cuando evitó que los incidentes y la embestida del kirchnerismo hicieran fracasar la sesión por el Presupuesto, como pretendían los seguidores de la senadora Cristina Fernández.
Luego, sostuvo su postura hasta con una broma que se viralizó en las redes sociales a partir de ser enfocada en TV, ante un pedido de la massista Graciela Camaño para que ponga orden en el recinto de sesiones oprimiendo el timbre reglamentario. Y Monzó respondió: “Usted sabe que a mi ya no me gusta el timbreo”, en alusión a la estrategia de campaña territorial que asumió como propia la coalición oficialista.
Concretamente, en abril, Monzó comunicó su decisión de desistir de un nuevo mandato debido a diferencias con integrantes del gobierno y en varias entrevistas cuestionó al asesor de imagen del macrismo Jaime Durán Barba.
El legislador siempre se mostró partidario de ampliar el espacio político e incorporar a dirigentes del peronismo, donde militó muchos años antes de convertir en un operador y armador del PRO.
Ahora, según tituló el diario digital al que ayer concedió una entrevista, Monzó se marcha del armado que lidera Mauricio Macri “porque no lo dejan hacer política”.
Es que a partir de una disidencia con María Eugenia Vidal en torno a un posible acuerdo con Sergio Massa, a Monzó le quitaron dominio territorial en la provincia de Buenos Aires, donde tiene origen. “Monzó quedó sin distrito y afuera de las decisiones”, repasó ayer Infobae y destaca su perfil como diputado.

COMENTARIOS