Tras 10 años, se va de Argentina el barco que le costó al país USD 1.200 millones
CRISIS ENERGÉTICA

Tras 10 años, se va de Argentina el barco que le costó al país USD 1.200 millones

Llegó en 2008 por la crisis de la oferta, pero nunca se fue. Ahora, el Gobierno cree que con Vaca Muerta podrá suplir esa necesidad.

Se va del país el buque regasificador por el que se pagó un contrato millonario durante más de 10 años. El “Exemplar” es uno de los navíos con capacidad de transformar metano líquido en gas. El país pagó un promedio de USD 150.000 diarios en concepto de costos de operación.
De la mano de la crisis energética desatada durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el déficit en la producción de gas para consumo industrial, vehicular y fundamentalmente domiciliario, llegó a valores tales que la provisión del fluido corrió serio riesgo de colapsar.
Desde el Ministerio de Planificación a cargo de Julio De Vido se recurrió a la firma de un mega millonario contrato con la empresa “Exelerate energy”, una naviera estadounidense dedicada, entre otras cosas, a proveer buques con tecnología y personal especializado en la compleja operación de transformar combustible líquido que es aportado por otros barcos (denominados “metaneros”) en gas apto para el consumo domiciliario e industrial.
La operación consiste en el montaje de una red de interconexión entre el puerto y las cañerías de gas de la red nacional, el amarre de los buques regasificadores a muelles especialmente adaptados, y posteriormente la sucesiva llegada de buques de menor porte que traen en sus tanques metano líquido es traspasado al regasificador y allí es convertido al estado gaseoso para su inmediata inyección en la red nacional.
En junio de 2008, amarró en Bahía Blanca el primero de estos buques, y tres años después lo hizo uno similar en el puerto de Escobar. Lo que se programó como un paliativo temporario, se perpetuó en el tiempo al punto tal, que los regasificadores debieron ser reemplazados varias veces, ya que al menos cada dos años, deben realizar sus verificaciones técnicas de revalidación de certificados para poder navegar lo que implica llevarlos a dique seco.
El Gobierno confía que la producción del yacimiento de Vaca Muerta, permitirá en el próximo invierno suplir la presencia del regasificador de Bahía Blanca, de no ser así, eventualmente se considera la importación de gas vía terrestre, ya que el regasificador de Escobar atiende en forma exclusiva al gran Buenos Aires y zonas circundantes.
Mientras tanto, las autoridades y los vecinos de Bahía Blanca celebran la partida del imponente “Exemplar”, ya que al margen de todas las medidas de seguridad adoptadas, la operación de naves regasificadoras, está internacionalmente calificada como de altísimo riesgo y no hay antecedentes del emplazamiento de este tipo de depósitos flotantes de gas en puertos comerciales pegados a centros urbanos, tal el caso del puerto Bahiense de “Ingeniero White”.

COMENTARIOS