Juan Carlos Schmid renunció al triunvirato de la CGT
CRISIS EN EL SINDICALISMO. EL DIRIGENTE RADICALIZARÍA SU POSTURA CONTRA EL GOBIERNO

Juan Carlos Schmid renunció al triunvirato de la CGT

El sindicalista dejó su cargo por discrepancias con los otros integrantes de la cúpula y por problemas de salud. Podría sumarse al nuevo Frente Sindical de Hugo y Pablo Moyano.

Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que lidera a la CGT, renunció a su cargo dentro de la central obrera. La determinación se debe a discrepancias con el resto de la cúpula y a problemas de salud.
“Estaba la posibilidad que después del paro general se retirara, porque expresa muchas diferencias con la forma de conducir la CGT. Ojalá que próximamente haya una renovación total en la conducción”, expresó Pablo Moyano, secretario general de Camioneros, en diálogo con Radio 10, que además dejó la puerta abierta para que Schmid integre el Frente Sindical que se oficializó hace poco para concentrar al sindicalismo disconforme con el actual triunvirato de la central obrera.
Luego de muchos años de fragmentación (recordar los grupos que encabezaron Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo), en agosto de 2016 la CGT se unificó y se designó como autoridades a Schmid (secretario general de Dragado y Balizamiento), Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), quienes conformaron un triunvirato.
Titular de un gremio pequeño, de apenas 3000 afiliados, Schmid llegó al triunvirato de la mano de Hugo Moyano, a quien siempre estuvo ligado, incluso en el último tiempo, cuando se suponía que estaban distanciados.
Tras la renuncia, en el Gobierno creen que Schmid continuará los pasos de Pablo Moyano y se unirá a un frente más radicalizado junto con la CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, Sergio Palazzo y grupos piqueteros y sociales.
Por otra parte, la renuncia de Schmid pondrá presión para una nueva elección de autoridades en la CGT, donde hoy se muestran triunfantes el sector conocido como “los gordos” y los independientes.

“Falta sensibilidad”
“Lo que se está viendo es que los sectores mayores de la Argentina caen en esa situación de vulnerabilidad. Me parece de una incoherencia en términos de los que manejan el Estado. Hay que encarar la economía desde otro punto de vista porque sino terminás asistiendo con comida a los que se caen de la economía”, criticó por su lado Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la central obrera.
En este sentido, Daer señaló que “todo lo que hace el ministro de Economía (Hacienda) lo tiene que arreglar la ministra de Desarrollo Social”.
“A veces asombra cuando los que tienen responsabilidad desde el Estado dicen bueno, esto es malo pero lo tenemos que hacer y el enfoque es una mirada muy azuzada en un solo sector que es el sector financiero”, agregó.
El gremialista criticó también el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional: “Fue lo peor que nos pasó en el último tiempo, no era una cosa de ir a buscar plata”, sostuvo.
El triunviro de la CGT opinó que el contrato “encierra a todos en unos parámetros imposibles de hacerlo sustentable en los términos de lo social”.
“Hay sectores que están totalmente destruidos pero donde haya márgenes cada sindicato buscará mejorar los salarios. Va a pasar por arriba la voluntad o no de los que gobiernan”, advirtió el dirigente.
Tras el paro, Daer señaló que “las medidas de fuerza son un instrumento legítimo que no hay que desgastar pero hay que usarlas en el momento que estén dadas las condiciones para reclamar”.

COMENTARIOS