El Gobierno le pone techo al dólar y solo intervendrá si baja de $34 o supera los $44
ANUNCIO DEL BCRA

El Gobierno le pone techo al dólar y solo intervendrá si baja de $34 o supera los $44

La entidad monetaria venderá USD 150 millones por día en caso de que la cotización exceda esos límites. Guido Sandleris, nuevo presidente del Central, aseguró que la prioridad de su gestión será bajar la inflación.

Guido Sandleris, flamante presidente del Banco Central (Bcra), anunció ayer una de las ideas propuestas por su antecesor, Luis Caputo: una nueva forma de intervención en el tipo de cambio a través de dos bandas de flotación entre “el piso de $34 y el techo de $44”.
La máxima autoridad bancaria del país estableció, entonces, una zona de no intervención cuando la divisa estadounidense se mueva entre aquellos valores y una zona de intervención, es decir, venderá si llega a los $44 y comprará si baja a $34.
El Banco Central podrá vender en esa circunstancia hasta USD 150 millones por día para controlar la fluctuación de la moneda extranjera. En ese sentido, Sandleris aseguró que “está muy cómodo con el tipo de cambio actual”.
El nuevo titular del BCRA, además, explicó que cambió la estrategia del organismo: a partir de ahora “se dejará atrás las intervenciones cambiarias como principal herramienta y se volverá al enfoque de la política monetaria”. Para eso, Sandleris informó que el Banco Central apuntará a “alcanzar un crecimiento del 0% de la base monetaria a junio de 2019”, es decir, que no haya más pesos en las calles que en la actualidad.
Finalmente, insistió en que el objetivo máximo de la autoridad bancaria será reducir la inflación “lo más rápido posible”, aunque sin poner metas -a diferencia de los primeros dos años de Cambiemos-.
El anuncio del flamante presidente del Banco Central se dio media hora después de que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y la presidenta gerente del FMI, Christine Lagarde, dieran a conocer los detalles del acuerdo entre la Argentina y el Fondo.
De esta forma, el Gobierno confirmó que sepulta el esquema de metas de inflación y que el Bcra lo reemplazará por un “control estricto” de agregados monetarios en su lucha por contener la escalada alcista de los precios minoristas.
“Hemos decidido reemplazar el esquema de metas de inflación por una regla simple y verificable sobre los agregados monetarios, elemento que entendemos contribuirá decididamente a reducir la inflación”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la conferencia de prensa en Nueva York, en el marco del anuncio del nuevo acuerdo con el FMI. “Se reforzará el compromiso del Banco Central con la reducción de la inflación. El Banco Central adoptará un régimen de política monetaria más contundente, en el cual se hará un control estricto sobre el crecimiento de los agregados monetarios”, indicó el comunicado del nuevo acuerdo con el FMI.
En ese marco, “además se mantendrá la libre flotación del tipo de cambio, aunque con intervenciones bajo lineamientos que serán anunciados oportunamente por el Bcra”, aseveró el escrito.
El ministro explicó que “habrá una zona de no intervención donde el dólar flotará libremente, pero pasado esa barrera, tendrá las herramientas para intervenir”.
Sin embargo, Dujovne destacó que “la solidez del peso viene dada por la calidad de la política monetaria y fiscal, bajar la inflación viene de una política monetaria muy restrictiva”.

Dólar en alza
En medio de una gran expectativa del mercado sobre los detalles del nuevo acuerdo con el FMI, el dólar mantuvo su tendencia al alza este miércoles y trepó 54 centavos a $39,45 en bancos y agencias de la city porteña.
Una mayor demanda por cobertura -propia de cada fin de mes- y cierta incertidumbre en torno a las definiciones con el FMI sobre el mercado de cambios obligó al Bcra a intervenir con la venta de futuros para intentar moderar la suba del billete, que tocó un máximo de $39,61. El peso operó a contramano de la tendencia manifiesta de la región, donde la mayoría de las divisas se apreciaron frente al dólar: en Brasil, por caso, el real subió 1,1%.
Los operadores aguardaban con ansias la letra chica del nuevo acuerdo del Gobierno con el FMI.
El mercado de cambios sufrió la incertidumbre que en estos momentos tienen los operadores de “cómo sigue esta historia de las ‘bandas’ para fijar límites a la divisa norteamericana, aunque aún no hay nada asegurado”, señaló un operador.
En el Mercado Unico y Libre de Cambios (Mulc), la divisa trepó 41 centavos a $38,51, después de tocar los $39 promediando la jornada. Esto hizo que el Bcra -al igual que el martes- saliera a intervenir en los mercados de futuros para desarmar cierta presión sobre el tipo de cambio.
En tanto, con ciertas dosis de cautela, la bolsa porteña terminó con una leve baja. El índice Merval decendió 0,3%, a 33.840,61 unidades, en una rueda con altibajos y selectividad de compras dispersa entre papeles energéticos y financieros.

COMENTARIOS