Pese a los anuncios y a las ventas del  Central, el dólar se disparó y cerró a $34,48
CORRIDA CAMBIARIA

Pese a los anuncios y a las ventas del Central, el dólar se disparó y cerró a $34,48

En una jornada frenética, el billete escaló $2,41, pese a que el Presidente anunció que el Gobierno acordó con el FMI un adelanto de “todos los fondos necesarios” para garantizar el cumplimiento del programa financiero de 2019.

Con un gran escepticismo por el futuro económico y financiero del país y altas dosis de incertidumbre entre los operadores del mercado, el dólar se disparó ayer un 7,5% o $2,41 hasta el récord histórico nominal de $34,48, según el promedio en la city porteña, pese al anuncio del presidente Mauricio Macri, quien dio a conocer previo al inicio de la rueda que el Gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un adelanto de “todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”.
En una jornada súper frenética sobre todo después del mediodía, el billete oficial escaló sin freno -registró la suba diaria más importante desde la salida del cepo, en diciembre de 2015 cuando el dólar trepó 41,8% a $13,95, desde los $9,84- y barrió con todos los pronósticos de los analistas, agravando la turbulencia financiera que arrastra el país desde fines de abril.
En el mercado mayorista, la divisa saltó 8,4% o $2,65 y superó por primera vez sin escalas los $32, y los $33, para cerrar en los inéditos $34.
Es que la falta de precisiones del nuevo acuerdo crediticio con el FMI y ausencia de certezas sobre el ritmo de recorte del déficit fiscal, junto con el creciente malhumor social frente a la alta inflación y la tendencia recesiva del PBI, reactivaron de sobre manera la demanda de divisas tanto minorista, como mayorista en bancos, casas de cambio, agencias y en el Mulc. La tendencia alcista de la moneda se profundizó ante la notoria ausencia de oferta por parte de los exportadores.
Lo llamativo fue que el volumen se contrajo un 15% y terminó en USD 669 millones. “Hubo desconcierto, la espiralización de la suba ha roto todos los pronósticos. Hubo cobertura por prudencia y cierre de posiciones que vencen el viernes”, comentó un operador.
Antes de que abriera el mercado el presidente Macri había anunciado un adelanto de desembolsos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco del acuerdo por un crédito stand by, en un intento por apaciguar el nerviosismo del mercado.
Sostuvo que “garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir retomar la confianza y el sendero del crecimiento lo más rápido posible”, al admitir que la situación económica “genera angustia y preocupación” en la sociedad, pero aseguró que está “tomando todas las decisiones necesarias para cuidar” a los argentinos. La reacción del mercado desoyó fervientemente los dichos del mandatario.
“El anuncio fue vago y hecho por el presidente, lo cual tiene sus riesgos”, dijo Lorenzo Sigaut, de la consultora Ecolatina, quien piensa que el ministro de Economía ha debido dar precisiones.

COMENTARIOS