Tercer allanamiento a Cristina Kirchner
CUADERNOS

Tercer allanamiento a Cristina Kirchner

Se concretó el operativo judicial en la casa de la ex mandataria en la localidad santacruceña de El Calafate. Allí, un ex vicegobernador de Néstor Kirchner dijo que había bóvedas.

Se concretó ayer el tercer y último allanamiento ordenado por el juez Claudio Bonadio sobre propiedades de la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas. El procedimiento fue cumplido por la Policía Federal y la Gendarmería en una casa de El Calafate, provincia de Santa Cruz.
Los efectivos llegaron después de las 15.30 e ingresaron a la propiedad, pero recién varios minutos después entraron a la casa de la ex mandataria.
Junto al jefe del operativo caminaba uno de los abogados de Cristina Fernández de Kirchner. Llevaban perros de la Aduana y de la Afip, que recorrieron el predio y el interior de la vivienda.
Cuando iniciaron con el operativo había alrededor de 50 personas afuera de la casa en la villa turística, y se generaron algunos momentos de tensión previo al ingreso del personal policial. El operativo es similar al realizado en la casa de Río Gallegos y del barrio de Recoleta en Buenos Aires: la orden de los funcionarios policiales fue escanear paredes, inspeccionar techos y recorrer los ambientes.
La vivienda ubicada sobre la avenida Pedro Agostini es la tercera de las casas de la ex presidenta a la que ingresa la Policía Federal para constatar los dichos de varios testimonios que figuran en el expediente e inspeccionar la propiedad.
Allí, Cristina Kirchner cuenta con una gran propiedad rodeada de álamos, construida por el arquitecto Pablo Grippo, responsable del diseño del hotel boutique Los Sauces Casa Patagónica y también de la refacción de los hoteles de la familia Kirchner.
Esta propiedad fue denunciada por tener una presunta bóveda. Esta semana, el ex vicegobernador de Néstor Kirchner, Eduardo Arnold, reiteró que la propia Cristina le indicó que en un espacio de la vivienda iba a instalar unas cajas fuertes que habían comprado al Banco Hipotecario de Río Gallegos.
Arnold recordó que “siendo interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio vine a Calafate a tomar el avión para irme a Buenos Aires y pasé a verlo a Kirchner que estaba allí. Él se había ido en el Tango, o a buscar los diarios a Río Gallegos y Cristina estaba sola. Me invitó a almorzar y luego me invitó a mostrarme la obra”.

COMENTARIOS