Semana clave por indagados y detenidos
COIMAS EN LA OBRA PÚBLICA

Semana clave por indagados y detenidos

El juez federal Claudio Bonadio continuará con las indagatorias de los empresarios y ex funcionarios detenidos en la marco de la causa conocida como “los cuadernos de las coimas”.
Los testimonio de Luis Betnaza de Techint, arrepentido, o el de Carlos Wagner -quien describió supuestamente toda la trama de licitaciones dispuestas por el kirchnerismo para que se repartieran las obras el pool de empresas que integraban la Cámara Argentina de la Construcción con un adelanto en concepto de retorno calculado en hasta el 20% de la obra, generó el viernes pasado una nueva ola de detenciones y allanamientos.
Tras esas declaraciones, más completa que las que apenas reconocieron aportes de campaña, existe temor empresarial por una nueva razzia que involucre a las empresas mencionadas en cada una de las obras que fueron licitadas por el Ministerio de Planificación. Además, dejó en offside a quienes como Angelo Calcaterra y Juan Carlos de Goycoechea dijeron que fueron extorsionados para financiar campañas electorales. Sus empresas, Iecsa e Isolux aparecen en la nómina de las referidas por Wagner.
Hoy será el turno de Aldo Roggio, quien adelantó el viernes una visita relámpago a los tribunales de Comodoro Py para sacar “la sortija” de arrepentido y morigerar su situación. Le ordenaron que regrese hoy, fecha original para la que había sido citado. Justamente declaró lo contrario a lo que había presentado en la causa por los sobornos relacionados a la brasileña Odebrecht por una licitación otorgada por AySA. Ante el juez Sebastián Casanello entregó un escrito en el que negaba cualquier tipo de sobornos al Gobierno kirchnerista. Dos días después era llamado a indagatoria por los cuadernos del ex chofer del Ministerio de Planificación. El problema es qué hará el juez Claudio Bonadio con quienes sospecha pudieron haber mentido para ser excarcelados reconociendo un delito menor y diciéndose víctimas de la extorsión de los ex funcionarios.
Hasta ahora hay un único prófugo, Oscar Thomas, quien fue durante el kirchnerismo director de la represa Yacyretá.

COMENTARIOS