Los combustibles suben y alimentan el proceso inflacionario.
Los combustibles suben y alimentan el proceso inflacionario.
INFORME DE LOS DUEÑOS DE ESTACIONES DE SERVICIO

En lo que va de 2018, el desfasaje del precio de la nafta súper escaló al 40%

Señalan que en agosto los combustibles volverán a aumentar un 10% y se quejan de que las petroleras entregan menos nafta y gasoil.

El precio de los combustibles está en el centro del escenario por las constantes subas, que implican un duro golpe al bolsillo de la clase media, pero también por su directa incidencia sobre la logística y los costos de las empresas, que finalmente se reflejan en el aumento de la inflación.
En ese contexto, un informe de los dueños de las estaciones de servicio señala que en lo que va de 2018 el desfasaje del precio de la nafta Súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano escaló al 40%.
El 24 de enero pasado, pocos meses después que el Gobierno de Mauricio Macri liberó el mercado, el crudo cotizaba U$S 69,35 y el tipo de cambio se ubicaba en $ 19,90. Ese mes el barril pesificado costaba $ 1.380,07.
Pasados 164 días, el mismo barril hoy vale $ 2.188,52, un 58,58% más, valor al que, si se le resta el 18,07% de incrementos aplicados en el mismo período, arroja el sideral porcentaje de 40,51% de rezago.
Hoy el litro de Súper se paga en Capital y el Conurbano a $ 27,83 promedio en YPF. Si se proyecta el guarismo completo, la nafta más barata debería costar $ 33,12, como está en el interior bonaerense. Pero fuentes del sector anticiparon que el aumento de agosto próximo rondaría 10%, con lo cual subiría a unos $ 30,60 en Capital.
Además, se conoció el último informe de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac), donde aseguran que el atraso “con relación a los precios teóricos se incrementó nuevamente (en julio), como había ocurrido durante mayo y junio”.

COMENTARIOS