Empresas esperan inflación de casi 30% para próximos 12 meses
INFORME

Empresas esperan inflación de casi 30% para próximos 12 meses

Las expectativas de inflación entre los empresarios Pymes subieron 2,3 puntos porcentuales hasta los 29,6% en promedio.

Según una encuesta para junio del Centro de Investigaciones Económicas (Cerx), la mediana de los ejecutivos de este segmento de empresas subió en cinco puntos su previsión de aumento de precios de los próximos doce meses. El promedio la proyecta a 29,6%; es decir, 2,3 puntos más que mayo.
Desde el cambio de metas a fines del año pasado, más los sucesos del verano en materia tarifaria y luego la corrida cambiaria, no sólo se blanqueó y constató un salto en la inflación, sino que también las señales del discurso oficial, criticadas por demasiado optimistas, dejaron gradualmente de aferrarse a un porcentaje y se resignaron ante la evidencia de que los planes del Ejecutivo eran irreales.
Ese cambio operado en el discurso impactó en el ánimo de los distintos actores, entre ellos los empresarios que se sumaron a la ola de pesimismo reinante, lo que no es gratuito porque el cambio en sus expectativas guía decisiones económicas claves.
Ese nuevo humor se refleja en la última encuesta que, sobre expectativas de inflación para los próximos 12 meses, realizó el Cerx, de donde surge que el 60,4% de las empresas proyecta desde ahora a un año vista un aumento de precios mayor a 30%, cuando en mayo el porcentaje de empresas que esperaba ese rango era 35,3%.
Según el Cerx, la mediana de los ejecutivos subió en cinco puntos su previsión de aumento de precios de los próximos doce meses y la puso en 30%, lo cual significa, entre otras cosas, que los ejecutivos pasan de largo cualquier ilusión respecto de algún nuevo “segundo semestre” portador de mejoras.
Con poca diferencia, del relevamiento surge que el promedio de los empresarios evolucionó en forma pesimista su proyección inflacionaria, de a saltos prácticamente: trepó 2,3 puntos frente a lo que se esperaba en mayo y 6,5 puntos frente a abril. Así, la previsión pasó de 23,1% en abril, a 27,3% en mayo y 29,6% en junio.
Discriminado por sectores, los comerciantes esperan más inflación que los industriales: 30% promedio contra 29,4%. La mediana en los dos sectores fue de 30%. Cerx observa, además, que las expectativas “comienzan a formarse ya no en función de la suba esperada tras el aumento del dólar, sino por los incrementos de precios con que van recibiendo los insumos, materias primas y la mercadería en el caso del comercio”. Respecto del registro que provee a los empresarios la recepción de insumos y materias primas, el informe del Indec sobre precios mayoristas de mayo es significativo. Tomados a partir del nivel general del “Índice de Precios Internos al por Mayor” subieron 7,5%, la peor suba del año, incluso significativamente superior a la que se registró en los meses de enero y febrero, de 4,6 y 4,8%. “En las respuestas de junio, sólo el 7,8% de los empresarios consultados espera que la inflación en los próximos doce meses pueda ser menor al 20%”, dice el informe de Cerx.
El estudio explica, sin embargo, que “después del ajuste abrupto en las expectativas de mayo, persiste una evolución más moderada al alza de precios”, que atribuye, en parte, a que “la coyuntura adversa limita las posibilidades de ajustar los precios al ritmo del dólar”.

COMENTARIOS