La CGT convocó a un paro nacional para el 25 de junio
SE CORTÓ EL DIÁLOGO CON EL GOBIERNO

La CGT convocó a un paro nacional para el 25 de junio

Se tomó la decisión de la medida de fuerza luego de que no hubo consenso con el Gobierno sobre la exención de Ganancias del medio aguinaldo y el pacto antidespidos.

El consejo directivo de la CGT decidió llamar a un paro nacional de 24 horas, sin movilización, para el lunes 25 de junio ante la “respuesta insuficiente” del Gobierno al petitorio entregado la semana pasada por el triunvirato que encabeza la central obrera. A la jornada de protesta se sumará la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que no habrá transporte público de pasajeros.
“Estamos ante una situación en la que la caída del consumo perjudica la actividad y la generación de puestos de trabajo. Le pedimos al Gobierno que reflexione, pero al no encontrar respuestas decidimos convocar una medida de fuerza”, señaló en declaraciones a la prensa el secretario general del gremio de la Alimentación e integrante de la conducción de la CGT, Héctor Daer.
En ese sentido, otro de los triunviros cegetistas, el jefe del sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, evaluó que desde la central le plantearon al Gobierno “realizar correcciones que parece no estar dispuesto a aceptar”.
“Los sectores más vulnerables son los que sufren las políticas económicas del Gobierno. Le planteamos la situación de los despidos y el ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) nos dijo que ‘ellos no podían intervenir en el juego del mercado porque eso afectaría la creación de empleo. Estamos en las antípodas de esa posición”, apuntó el integrante del triunvirato.
Por su parte, el restante miembro de la conducción de la CGT y jefe del gremio que agrupa a los trabajadores de las estaciones de servicio, Carlos Acuña, indicó que “no hay nada positivo destinado a proteger el empleo de los argentinos”.
“Esta CGT siempre quiso que al Gobierno le vaya bien. Planteamos el diálogo, pedimos modificaciones y no obtuvimos respuestas. Por eso hoy encaramos el reclamo de toda una sociedad”, subrayó en una conferencia de prensa.
Previo al anuncio de la medida, la CGT había cancelado una reunión que estaba prevista con funcionarios del Gobierno.
Con la intención de desactivar la medida de fuerza, el Gobierno había ofrecido hasta $6.000 millones para las obras sociales y oficializó por decreto un aumento de 5% en todas las paritarias que cerraron por 15%. La última carta que se iba a jugar el Gobierno era quitar Ganancias del aguinaldo, pero el costo fiscal de esa medida habría hecho replantearse la oferta.
La primera respuesta del Gobierno ante la decisión de la CGT de ir a un paro nacional para el 25 de junio fue tajante: “Muchas de estas medidas de ir a un paro están empañadas por una mirada electoral y no se ajustan a la realidad de empleo que vive la Argentina”, dijo el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
Expresó que el Gobierno continuará en el camino del diálogo con los gremios aunque evaluó que “en la CGT están muy intoxicados con algunos sectores del gremialismo”, en abierta alusión al gremio de Hugo Moyano, que mañana realizará un paro que afectará a todas las ramas de Camioneros.

COMENTARIOS