Netanyahu llamó a Macri y le pidió que intercediera para que se reactive el amistoso
CUESTIÓN DE ESTADO

Netanyahu llamó a Macri y le pidió que intercediera para que se reactive el amistoso

El premier israelí Benjamín Netanyahu se comunicó con Macri para que interceda ante la AFA para evitar la cancelación del amistoso. El gobierno israelí ofreció trasladarlo a Haifa, pero fue rechazado.

La cancelación del partido entre Argentina e Israel fue algo más que una cuestión deportiva, ya que la suspensión del encuentro que iba a disputarse en Jerusalén también llegó a la Casa Rosada.
Según reportó la Agencia Judía de Noticias (AJN), el primer ministro israelí conversó con el presidente Mauricio Macri y pidió su intervención para impedir la cancelación del amistoso.
De acuerdo a la información provista por la agencia noticiosa, un alto funcionario de Israel señaló que la selección “duda en venir debido a toda la presión que se ejerció sobre ellos”. Lo cierto es que el encuentro había traspasado lo estrictamente deportivo. El amistoso se iba a jugar el sábado pero fue suspendido luego de las amenazas y advertencias que lanzaron grupos palestinos contra el conjunto albiceleste y Lionel Messi.
El partido había sido programado en un marco de alta tensión entre israelíes y palestinos por la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Jerusalén. El clima de malestar se había recalentado luego de que el domingo, el presidente del fútbol en Palestina había pedido a sus hinchas que quemen camisetas de Messi. Jibril Rajoub, presidente de la Asociación de Fútbol de Palestina, señaló que el partido era una “herramienta política” al servicio de Israel.
“No es un partido por la paz, sino un partido de política destinado a encubrir la ocupación fascista y racista”, señaló Rajoub, según la agencia de noticias de la Autoridad Palestina, Wafa. A esa situación se sumó también una protesta que realizaron grupos propalestinos frente al predio donde entrena la selección en Barcelona. En tanto, cerca del estadio donde debía jugar Argentina aparecieron carteles con una foto de Messi y la leyenda “Advertencia: Usted está a punto de ingresar a una tierra ocupada. Defienda los derechos humanos”. Estas situaciones terminaron de precipitar la cancelación del encuentro.
Anoche se conoció que el gobierno israelí habría ofrecido la opción de mudar la sede a Haifa, un enclave que no despertaba el rechazo de la comunidad palestina. Pero la iniciativa también fue rechazada por los jugadores y la AFA.
Por su lado, la Cancillería argentina emitió un comunicado donde subrayó que “no participa ni tiene injerencia alguna en la organización” del suspendido partido amistoso entre la Argentina e Israel. “La AFA es una asociación civil sin vinculación con el Estado argentino y el Gobierno no participa ni tiene ingerencia alguna en la organización del evento, ni en un ninguna otra actividad en que ésta participe, en conformidad con los estatutos de la Fifa”, sostuvo la Cancillería.
La cancelación del partido de la selección con Israel no fue la única novedad en lo que refiere a lo político. Ayer, el conjunto nacional quedó en medio de un entredicho con el Vaticano tras suspender una audiencia con el papa Francisco.

COMENTARIOS