El Gobierno estudia pasar 5.000 efectivos de las Ffaa a la Gendarmería
INSEGURIDAD

El Gobierno estudia pasar 5.000 efectivos de las Ffaa a la Gendarmería

El traspaso sería desde el Ejército, la fuerza más numerosa. Aún restan definir aspectos como la antigüedad y el rango. Como incentivo, los mayores salarios de los gendarmes.

“Esperamos lograr traspasar a unos 5.000 efectivos de las Fuerzas Armadas a Gendarmería para reforzar la seguridad ciudadana”, confió una alta fuente del Gobierno nacional.
La intención sería que personal de las Fuerzas Armadas (en particular del Ejército que es la fuerza más numerosa) acepte pasar a ser gendarmes, aún no están definidas cuestiones como la antigüedad y el rango, temas que se están trabajando. Si bien, en principio, puede resultar difícil pensar que un efectivo del Ejército podría querer pasar a ser un gendarme, la realidad es que desde ya hace bastante tiempo quienes ingresan a las Fuerzas Armadas son de sectores sociales muy similares a los que se incorporan a la Gendarmería.
Otro factor que puede contribuir es que los salarios de la Gendarmería son superiores (se estima casi en un 30%) a los percibidos por las Fuerzas Armadas, “más allá que pertenecer a una fuerza como la Gendarmería, que goza de buen prestigio en la Sociedad, no es un tema menor”, explica el funcionario nacional.
La iniciativa, que aún está en estudio, está relacionada con los dichos del presidente Mauricio Macri en el acto por el Día del Ejército sobre el rol de las Fuerzas Armadas. “Necesitamos que dediquen mayores esfuerzos en la colaboración con otras áreas del Estado, por ejemplo, brindando apoyo logístico a las fuerzas de seguridad para cuidar a los argentinos ante las amenazas y desafíos actuales”, dijo.
En realidad, la Ley de Seguridad Interior impide toda participación interna de las Fuerzas Armadas y el Gobierno no tiene intención alguna de modificar este espíritu. Lo que sí cuestionan es el decreto 727 que firmó Nilda Garré y que limitó los alcances de las Fuerzas Armadas al establecer que podían intervenir sólo ante “agresiones de origen externo perpetrados por Fuerzas Armadas de otros Estados”.
En declaraciones periodísticas el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, confirmó la decisión oficial de autorizar a las Fuerzas Armadas para que participen en operaciones de seguridad interior y que para ello se están analizando algunas cuestiones legales. “Estamos en un proceso de revisión. El caso más paradigmático es la reglamentación de la Ley de Defensa que hizo (Nilda) Garré en su momento, que decía que el Ejército sólo podía actuar ante agresiones externas y en esa reglamentación se lo restringe diciendo que esas amenazas debían ser sólo de una fuerza armada extranjera”, explicó.
El anuncio de Macri sobre la posibilidad de que las Fuerzas Armadas participen en operaciones de seguridad interior sumó nuevos y fuertes rechazos entre referentes de organizaciones de derechos humanos, el kirchnerismo y la izquierda. Los críticos asocian la eventual intervención militar en las fronteras con el ajuste del gasto encarado por el Gobierno y las negociaciones con el FMI.

COMENTARIOS