La Fragata Libertad participó en Brasil de la regata “Velas Latinoamérica”

La Fragata Libertad participó en Brasil de la regata “Velas Latinoamérica”

Pese a que el calor era sofocante y unas aguas más cristalinas que lo habitual bañaban las orillas, al mediodía de ayer domingo, en Río de Janeiro, las playas no fueron la principal atracción. El centro de atención estaba allí, algunos metros mar adentro, donde la Fragata Libertad y otras seis embarcaciones desfilaron y dieron comienzo así a “Velas Latinoamérica”, un evento que reúne a embarcaciones de la región. Desde temprano, el paso de los veleros sorprendió a muchos bañistas que no estaban al tanto del desfile en la Ciudad Maravillosa.
Las embarcaciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Venezuela, México y España navegaron frente a las playas de Barra de Tijuca, en la zona oeste, y luego siguieron hacia el sur por Sao Conrado, Leblon, Ipanema y Copacabana. En las cubiertas, cada una de las tripulaciones saludaban a quienes los seguían en tierra. “Velas Latinoamérica” es la tercera edición de la regata que reúne a embarcaciones de la región, con siete países participantes, y que tiene por objetivo fortalecer los lazos de amistad entre los países de América Latina. La edición anterior, celebrada en 2014, había sido organizada por la Argentina.
Esta regata, además, se propone celebrar el bicentenario de la proclamación y juramento de la independencia chilena.
Del evento “Velas Latinoamérica” participaron embarcaciones de la región. Las siete embarcaciones surcaron las aguas del mar carioca y, en el trayecto, pasaron próximas a algunas de las postales más características de la ciudad, como el fuerte de Copacabana, la Bahía de Guanabara y el Pao de Açúcar. Casi en el final del trayecto, cuando pasaban por el Club Naval, en el centro de Río, los veleros eran recibidos con fuegos de artificio.
La Fragata ARA Libertad desfiló en segundo lugar, detrás del navío brasileño Cisne Branco, y amarró en el puerto de Río cerca de las dos de la tarde.
El velero argentino, liderado por el capitán Carlos Gabriel Funes, llegó a Brasil con una tripulación de 26 oficiales, 192 suboficiales, varios cadetes de Armadas extranjeras y unos 76 alumnos, quienes completarán su formación en el trayecto internacional.

COMENTARIOS