Zannini y D’Elía quedaron cerca de recuperar la libertad
JUSTICIA

Zannini y D’Elía quedaron cerca de recuperar la libertad

La fiscal ante el tribunal que podría juzgar a los dirigentes kirchneristas en el marco de la denuncia de Alberto Nisman, indicó que el delito cometido es excarcelable y que deberán esperar el debate en libertad.

El ex secretario general de la Presidencia, Carlos Zannini y el dirigente kirchnerista Luis D’Elía podrían ser beneficiados con sus respectivas excarcelaciones si es que el Tribunal Oral Federal (TOF) 8 avala el dictamen de la fiscal Gabriela Baigún, a favor de la liberación transitoria de ambos, con vistas al juicio oral que deberán enfrentar por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la Amia en el marco de la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman por el Memorandum de entendimiento con Irán.
La fiscal Gabriela Baigún dictaminó en favor de la excarcelación de los ex funcionarios kirchneristas Carlos Zannini y Luis D’Elía de cara al juicio oral que deberán enfrentar por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la Amia.
Baigún, quien se encuentra firmando por su colega Marcelo Colombo, elevó el dictamen ante el Tribunal Oral Federal 8, que deberá decidir si concede las excarcelaciones reclamadas por las defensas de los dos imputados.
La representante del ministerio público sostuvo que no existe peligro de fuga ni riesgo de entorpecimiento, por lo que Zannini y D’Elía deberían ser excarcelados para poder afrontar el juicio en su contra en libertad.
En el caso del ex titular de la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia, Baigún argumentó que “la calidad de ex secretario del encausado no resulta, por sí misma, un dato del que pueda extraerse indicio alguno de peligro procesal”, según consta en el dictamen al que accedió la agencia de noticias Télam y reproducido más tarde por medios metropolitanos.
Según la fiscal, Carlos Zannini “ya no posee vinculación alguna con la oficina que otrora ocupara, como así tampoco con ninguna otra del Poder Ejecutivo Nacional”.
“Mal puede decirse entonces -continúa el dictamen-, que detenta poder residual de influencia que le permitiría obstaculizar la marcha del proceso”, remarcó.
La funcionaria del ministerio público destacó además que Zannini siempre “ha estado a derecho”, y que el delito que se le imputa es excarcelable.
Pero también que “tiene domicilio fijo y se desempeña como director del banco de Santa Cruz”, lo que da cuenta de su arraigo, uno de los detalles que se tienen en cuenta en este tipo de trámites judiciales.
La fiscal planteó que, además, no hay motivos para que Zannini y D’Elía reciban un tratamiento distinto al que reciben el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano, entre otros, quienes están siendo juzgados en otro juicio de encubrimiento del atentado a la Amia, al que llegaron en libertad.
En el dictamen referido a la situación puntual de D’Elía, Baigún indicó que el dirigente social y ex secretario de Tierra y Vivienda “no posee ningún nexo con el gobierno actual, por lo que no puede inferirse por su parte poder de influencia alguno, ni acceso a ninguna clase de documentación oficial”.
Tanto D’Elía como Zannini están acusados de haber participado en la “puesta en marcha de un sofisticado plan criminal deliberadamente ideado para encubrir y dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes” acusados por el ataque terrorista de 1994.

COMENTARIOS