Pase de factura
NACIONAL

Pase de factura

Los tres empresarios ingresaron a la Casa Rosada en medio de un enorme comité de bienvenida con granaderos incluidos. “Es para nosotros”, bromeaba luego uno de los industriales, después de los chispazos con el oficialismo. Pero el homenaje era en realidad para la comitiva del gobierno croata que pasaba por el lugar. “Trajiste las carilinas”, le enrostraron medio en broma medio en serio al presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, apenas pisó la jefatura de Gabinete, donde lo esperaban Marcos Peña, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, rodeados de algunos asesores del ministro coordinador.
Como venía sucediendo en los últimos días con las declaraciones de varios de los protagonistas, la tensión terminó de desinflarse luego del encuentro que duró más de una hora. No hubo retos directos, pero sí algún pase de factura. Y, luego de la batalla mediática que marcó la relación en las últimas semanas entre el Gobierno y la entidad fabril, sí apareció -de ambos lados del mostrador- la intención de profundizar los mecanismos de diálogo entre las partes.
“El Gobierno siente que no lo estamos apoyando como tendríamos que apoyar. Se siente solo en la parte económica, y que sólo se pone el foco en lo que todavía falta”, admitió en diálogo con La Nación el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, el único de los tres industriales que habló con los medios.
“No se habló de temas puntuales ni sectoriales, sino de cómo tiene que ser la relación entre Producción y la industria. También de que uno de los grandes temas era volver a trabajar en mesas sectoriales”, reconoció el directivo de Aceitera General Deheza (AGD). Puntualizó sí que pidieron al Ejecutivo incluir a más actores, sobre todo en las mesas que congregan a sectores sensibles, como los textiles (mesa que ya existe) o el calzado.

COMENTARIOS