La brecha salarial y los cargos jerárquicos muestran la falta de igualdad con las mujeres
#8M

La brecha salarial y los cargos jerárquicos muestran la falta de igualdad con las mujeres

Siete de cada diez argentinos consideran desiguales a las oportunidades laborales que se presentan a mujeres y hombres. El efecto del "Impuesto Rosa".

El 74 por ciento de los argentinos consideran desiguales a las oportunidades laborales que se presentan a mujeres y hombres, mientras que un porcentaje mayor sostiene que a la hora de acceder a niveles jerárquicos también se notan diferencias.

La rama femenina de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, presentó en el Salón de las Provincias del Senado el "Informe sobre el impacto de las mujeres en la economía" y el "Impuesto Rosa".

El evento, en el que también se entregó el premio a la empresaria del año y se reconoció a pymes con programas especiales de RSE para fortalecer el género y a aquellas que han incursionado en un rol laboral no tradicional, se dio en el marco de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer.

CAME dio a conocer una encuesta realizada a 2.600 personas, que arrojó como resultado que el 74 por ciento entiende que en el país no existen las mismas oportunidades laborales para las mujeres en relación a los hombres, mientras que el 78 por ciento considera que hay diferencias para acceder a niveles jerárquicos.

En América Latina, el 20 por ciento de los puestos directivos están ocupados por mujeres y el 48 por ciento de las empresas no cuentan con ellas para la alta dirección.

En la Argentina, la proporción de empresas en las que el género femenino no participa en puestos gerenciales tocó un récord de 53 por ciento, en 2017.

Otro dato preocupante es que la cantidad de directoras en el país se redujo de 18 por ciento en 2016 a 15 por ciento en el año pasado.

Además, la brecha salarial entre ambos sexos es de 25 por ciento, considerando las remuneraciones percibidas ante un mismo trabajo.

La falta de igualdad que sufren las mujeres no sólo se siente en el ámbito laboral, sino también en el hogar y a la hora de hacer las compras dado que muchos productos se venden a precios más altos únicamente por el hecho de ser para el rubro femenino y estos sobreprecios, son conocidos como "impuesto rosa".

COMENTARIOS