Renunció Díaz Gilligan tras escándalo por cuenta offshore
CASA DE GOBIERNO

Renunció Díaz Gilligan tras escándalo por cuenta offshore

El subsecretario general de la Presidencia había quedado envuelto en una polémica tras omitir declarar una cuenta con 1,2 millones de dólares en un banco de Andorra.

Finalmente Valentín Díaz Gilligan le presentó su renuncia al presidente Mauricio Macri tras quedar envuelto en un escándalo por no declarar una cuenta de más de un millón de dólares en un banco de Andorra.
En las últimos horas, la Oficina Anticorrupción (OA) había corroborado que el subsecretario general de la Presidencia no había informado en los anexos reservados de su declaración jurada la cuenta del escándalo, desatado por una publicación del diario El País de España.
La titular de la OA, Laura Alonso, le había solicitado autorización al Ministerio de Justicia para acceder a los anexos reservados de la declaración jurada. El aval de la oficina que conduce Germán Garavano llegó ayer por la mañana, y Alonso pudo comprobar que efectivamente Díaz Gilligan no había declarado el depósito de USD 1,2 millones en Andorra.
La cuenta estaba a nombre de la sociedad “Line Action”, una empresa de Gran Bretaña dedicada a la intermediación de jugadores, de la que Díaz Gilligan fue representante y accionista. En distintas entrevistas, el ex funcionario había dicho que el dinero que estaba en la cuenta era del empresario Francisco “Paco” Casal.
El caso de Díaz Gilligan había provocado un fuerte malestar interno en la alianza de gobierno, reflejado en las opiniones públicas de Mario Negri y de Paula Oliveto y Fernando Sánchez -dos dirigentes que responden a Elisa Carrió-, que exigieron la renuncia del ahora ex funcionario. El primer dirigente en pedir la renuncia de Díaz Gilligan fue el radical Mario Negri. El diputado nacional pidió la “separación del cargo” del joven funcionario para que aclare su situación en la Justicia. “No es condena. La ‘vara’ sobre la transparencia está puesta muy alta por parte de Cambiemos”, aseguró en redes sociales.
Los “lilitos” Fernando Sánchez y Paula Oliveto se pronunciaron en un sentido similar. Sánchez, integrante de la Jefatura de Gabinete, dijo que en una situación similar hubiera pedido licencia y analizó: “Si se comprueba que hubo evasión de impuestos, sería un problema muy serio”.
La legisladora fue más allá: “Yo hubiera renunciado para ayudar al Presidente. En el caso Gómez Centurión, el Presidente decidió correrlo hasta que se aclarara su situación procesal. Fue una decisión muy sana. Me parece que en el caso Díaz Gilligan habría que correrlo; es distinto”. Por su lado, el ex legislador y embajador Luis Juez señaló que “es una pelotudez decir que le estabas cuidando la plata a un amigo en un paraíso fiscal, yo le diría que se busque un abogado”, afirmó.
El propio Macri había hecho referencia al caso Gilligan durante el retiro del Gabinete en Chapadmalal. En esa ocasión, el Presidente consideró que “todos los funcionarios deben dar explicaciones” e hizo referencia a la investigación en curso de la OA.

COMENTARIOS