El jefe de la Policía Federal criticó el entrenamiento extremo de cadetes
MUERTE EN LA RIOJA

El jefe de la Policía Federal criticó el entrenamiento extremo de cadetes

Aunque el oficial defendió a Chocobar aclaró: “No es una carta blanca para salir a disparar”.

El jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, se refirió al caso del cadete de 18 años que murió en La Rioja tras un excesivo entrenamiento, y afirmó que se trató de “un extremo”, aunque remarcó que la instrucción policial “es intensa”.
“La instrucción policial es intensa ya que es una cuestión de supervivencia. Hay una exigencia física, pero no privarlos de los derechos del hombre, como un vaso de agua. Es un extremo y no estoy de acuerdo”, apuntó.
Tras regresar de la reunión del “grupo Santa Marta” en Roma con el Papa Francisco y otros jefes policiales de distintos países, Roncaglia se refirió a la polémica en torno a Luis Oscar Chocobar, el efectivo que baleó a un delincuente por la espalda cuando intentaba escapar tras clavarle diez puñaladas a un turista estadounidense, y pidió “analizar caso por caso” antes de juzgar el accionar del oficial.
“Nuestra función es defender la vida de los demás y después la nuestra, pero partamos de la base que nadie quiere la muerte; ni de un policía, ni de un tercero, ni de un delincuente. Pero hay una realidad: si me tiran voy responder, es la premisa que tenemos”, explicó.
Aunque advirtió que el caso “no es una carta blanca para salir a tirar disparos”.
Consultado por el “cambio de paradigma” en relación a las fuerzas de seguridad que sostiene la ministra Patricia Bullrich, Roncaglia consideró que “antes, muchas veces, daba la sensación de que se apoyaba más al que delinquía”.
Además, añadió que un episodio como el que protagonizó Chocobar, “son situaciones difíciles y violentas” y pidió “ponerse un poco en el lugar del policía que no provocó esa situación”.
Para Roncaglia “los disparos por la espalda siempre llaman la atención, pero hay que analizar caso por caso: por ahí su intención era tirarle a las piernas y pegó más arriba”.
Por otro lado, en cuanto al caso de Emanuel Garay, el joven cadete de 19 años que falleció el sábado en La Rioja luego de ser sometido a un extremo y cruel entrenamiento por parte de la Escuela de Policía de esa provincia, la familia denunció a seis cadetes de 2° y 3° año que habrían participado de los sometimientos. El abogado de la familia Garay, José Nicolás Azcurra amplió la denuncia penal en la Fiscalía contra seis cadetes, que se sumarían a los ocho detenidos que ya tiene la causa judicial, que pasó a ser caratulada como presunto “homicidio”. “A medida que surgen elementos en la investigación se va a ampliar la denuncia en contra de quien sea. Y hay que diferenciar entre quienes tienen responsabilidad penal y responsabilidad civil”, aseguró el letrado. Además, precisó: “El comportamiento de los policías produce una deshidratación, después una insuficiencia renal y como consecuencia una falla orgánica que terminó con la muerte del cadete Garay”.
En tanto, fueron designados los nuevos responsables de Seguridad en La Rioja tras la muerte del cadete. El comisario retirado José de La Fuente es el nuevo secretario de Seguridad provincial, mientras que Marcelino Elizondo es el nuevo jefe de la Policía. Además, asumió Alejandro Moriconi como nuevo ministro de Justicia.

COMENTARIOS