Myriam Bregman, del Frente de Izquierda.
Myriam Bregman, del Frente de Izquierda.
DERIVACIONES DE LA REFORMA PREVISIONAL

Legisladores salen a defender a los 11 diputados que denunció el Gobierno

"Tienen un plan sistemático de criminalización de la protesta social", acusó en un comunicado la bancada que lidera Cristina Fernández.

El tratamiento parlamentario de la Reforma Previsional que impulsó el Gobierno de Mauricio Macri aún genera derivaciones que sacuden el escenario político. El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó una denuncia penal contra diputados kirchneristas y de Izquierda por los incidentes fuera del Congreso el primer día en el que se intentó tratar esta norma y generó la reacción de gran parte de la oposición.
A los senadores peronistas del bloque de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que emitieron un comunicado en el que acusan al Gobierno de un "plan sistemático" de "criminalización de la protesta social", se sumó la diputada nacional por el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, quien dijo que se trata de "una persecución política brutal" contra la oposición.

Denuncia y respuesta
El Ministerio de Seguridad acusa, dependiendo el caso, de “intimidación o fuerza contra un funcionario público”, “perturbación del orden en las sesiones legislativas” y “uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad”, a nueve legisladores de Unidad Ciudadana: Leopoldo Moreau, Mayra Mendoza, Horacio Pietragalla, Andrés “Cuervo” Larroque, Daniel Filmus, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Marcos Cleri y Gabriel Mariotto; y a dos del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), Myriam Bregman y Nicolás del Caño.
En esa línea, se emitió un comunicado opositor que dice “los senadores del bloque FPV-PJ expresamos nuestro rechazo al plan sistemático desplegado por el Poder Ejecutivo Nacional de continuar criminalizando la protesta social, judicializando la política y sometiendo a los más de 45 millones de argentinos y argentinas a vivir en un Estado sin derecho", señala el comunicado del bloque de Cristina.
El escrito de la bancada de ocho senadores que preside Marcelo Fuentes, carga contra el Gobierno por la falta de quórum: "Esta vez, el Gobierno de Macri denuncia penalmente a 11 diputados nacionales de la oposición, utilizando acusaciones absolutamente mentirosas acerca de lo sucedido el pasado 14 de diciembre en oportunidad del debate de la Ley de Ajuste a los Jubilados, en una sesión en la que el oficialismo no consiguió el quórum".

“Este es un hecho inédito e inadmisible para la historia democrática de nuestro país y constituye, de por sí, uno de los atropellos institucionales más peligrosos que ha cometido el Gobierno de Mauricio Macri".

Hecho inédito
"Este es un hecho inédito e inadmisible para la historia democrática de nuestro país y constituye, de por sí, uno de los atropellos institucionales más peligrosos que ha cometido el Gobierno de Mauricio Macri", agregan en el bloque que además de Cristina Kirchner y Marcelo Fuentes integran Ana Almirón (Corrientes), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Nancy González (Chubut), Ana María Ianni (Santa Cruz), María Inés Pilatti Vergara (Chaco) y María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe).
En otro tramo del comunicado, aseguran que la denuncia es para "tratar de ocultar la brutal represión desplegada bajo las órdenes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. En aquella jornada se vivió una represión de la cual no hay memoria desde el regreso de la democracia. Fueron más de diez horas de represión que dejaron un saldo de más de 45 detenidos y 7 diputados nacionales heridos por el accionar de las fuerzas de seguridad".

Reacción de la izquierda
Por su parte, la diputada nacional por el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, definió como "una persecución política brutal" contra la oposición la denuncia penal presentada por el Gobierno Nacional.
"No cometimos ninguno de los hechos que dice el gobierno", aseguró la legisladora y en ese sentido, recordó que "incluso (la diputada oficialista, Elisa) Carrió reconoció que estaban en minoría, es decir sin quórum, y pidió levantar la sesión".
La diputada de la coalición de izquierda insistió en que "no puede ser un delito plantear algo en una sesión del Congreso como pedir levantar la sesión", y agregó que “no cometimos ninguno de los hechos que dice el Gobierno. Nadie nos intentó detener y las calificaciones de la causa son puramente políticas".
"El problema del país es la Justicia federal y la connivencia con el Gobierno de turno", dijo Bregman al señalar que durante la semana "abogados muy cercanos al Gobierno" presentaron cuatro denuncias por los mismos hechos.
Por último, planteó que "la República que prometía Cambiemos suena más bien a un sistema de esclavitud", al advertir que "si en una sesión decimos algo que no le gusta al gobierno, van a denunciarnos penalmente".

COMENTARIOS