Milagro Sala en su casa: sin tobillera y con quejas
DERECHOS HUMANOS

Milagro Sala en su casa: sin tobillera y con quejas

Por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el juez que la encarceló en Jujuy permitió ayer que la trasladen a su domicilio. A la dirigente no le permitieron ir a su residencia de siempre y tiene un régimen especial de visitas.

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, fue trasladada ayer desde el penal de Alto Comedero hasta su casa ubicada en el barrio El Carmen en las afueras de San Salvador de Jujuy, donde cumplirá prisión domiciliaria. Sin embargo, la dirigente piquetera cuestionó la medida y consideró que es trasladada “de una cárcel a otra cárcel”.
Tras la disposición del juez jujeño Pablo Pullen Llermanos, quien ordenó que Sala regrese al régimen de prisión domiciliaria que tenía en esa vivienda, con monitoreo electrónico y restricciones en las visitas, Sala cuestionó la decisión del magistrado que la envió a la vivienda de El Carmen y no a su casa de la capital provincial, donde residía junto con su esposo Raúl Noro antes de ser detenida.
La líder de la Tupac Amaru afirmó que “es sorprendente que se caguen en todo” y denunció que “nuevamente violaron las órdenes de la Corte Interamericana” de Derechos Humanos (Cidh), al considerar que el organismo internacional dispuso que fuera trasladada a la casa de San Salvador. “Estoy consternada porque el juez ha violado la resolución que decía que me tenía que dar la domiciliaria donde viví toda la vida, y me volvieron a traer a El Carmen, con custodia y régimen de visitas. Es increíble que sigan violando todas las órdenes que les dio la Cidh y las de la Corte Suprema de la Nación, es sorprendente que se caguen en todo, me trasladan de la cárcel a otra cárcel, y con más restricciones”, afirmó Sala en un audio dado a conocer por #LaGarcía.
Por su parte, el abogado defensor Luis Paz aseguró que “se mantienen las mismas condiciones de restricciones y obligaciones impuestas por el juzgado residual, incluso el monitoreo electrónico y restricciones de visitas para familiares y amigos en los horarios que ya se habían establecido anteriormente”.
“El estado argentino sigue incurso en responsabilidad internacional, no solamente desobedeciendo a la Corte Interamericana (de Derechos Humanos) y a los organismos internacionales, sino también a la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, recalcó Paz.
La Corte Suprema, con el voto de cuatro de sus cinco miembros, le ordenó a la Justicia de Jujuy que cumpliera en forma “urgente” con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos del 23 de noviembre pasado y le concediera a Sala la prisión domiciliaria, tras confirmar su prisión preventiva.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos intervino en este caso el año pasado, la visitó en el penal y consideró que su vida estaba en peligro, por lo que debían considerarse alternativas a su estadía en la cárcel.

COMENTARIOS