El Gobierno busca alternativas para aprobar la reforma previsional
CON UNA REUNIÓN EN EL CONGRESO

El Gobierno busca alternativas para aprobar la reforma previsional

La reunión con gobernadores y diputados convocada por el Gobierno nacional, se está desarrollando en el Congreso Nacional, encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó.

Así lo confirmaron fuentes oficiales y parlamentarias, quienes dieron cuenta del cambio de lugar del encuentro, que se desarrollará en el Salón Delia Parodi del primer piso del Palacio Legislativo.

El Gobierno decidió convocar a mandatarios provinciales y a diputados para abrir un nuevo espacio de diálogo en relación a la reforma previsional, cuyo tratamiento estaba previsto para ayer en la Cámara baja, en el marco de una fallida sesión, signada por el clima de violencia dentro y fuera del Congreso Nacional.

Fuentes oficiales dijeron que el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, convocó a los 22 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño -los firmantes del paquete de leyes que incluye el pacto fiscal y la reforma previsional- para el encuentro, en el que se buscará reencauzar el diálogo de manera tal que el escenario permita encarar el debate en el recinto el próximo lunes.

Más allá del encuentro, las negociaciones con los gobernadores continuaban esta mañana, según indicaron fuentes oficiales.

Ayer, tras el levantamiento de la sesión en Diputados que había sido convocada para tratar la norma que ya cuenta con media sanción del Senado, el Gobierno analizó recurrir a un decreto de necesidad y urgencia (DNU).

Sin embargo, las fuentes dijeron que el presidente Mauricio Macri se inclinó por insistir ante los gobernadores para que, a través de sus diputados, den quóum y voten la reforma previsional, en una sesión que -si se logra arribar a un consenso- podría ser convocada para el lunes.

El foco del conflicto es la modificación que el proyecto prevé de la fórmula que actualmente se utiliza para realizar las actualizaciones periódicas de los haberes jubilatorios, de acuerdo con el régimen de movilidad establecido durante la gestión del Frente para la Victoria.

De acuerdo con el proyecto oficial, cuyo texto original incorporó en la Cámara alta modificaciones surgidas de un acuerdo con el bloque encabezado por el peronista Miguel Ángel Pichetto, el nuevo cálculo ata los incrementos a un mix entre el índice de salarios y el índice de inflación.

Además, contempla que los incrementos se realizarán en forma trimestral y no dos veces al año como ocurre con la ley vigente, sancionada en el 2009.

Más allá de los cuestionamiento a la nueva fórmula, las críticas también apuntan a que en el primer semestre de su implementación, los haberes jubilatorios serían menores a los que estipula la actual ley, por lo que ayer en la sesión la diputada de Cambiemos Elisa Carrió planteó que habrá una "compensación" por esa pérdida.

"Presumía que algo iba a pasar"

En tanto, el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, dijo que "el gobierno actuó de buena fe" en el acuerdo fiscal firmado con los gobernadores, pero lamentó que no hubiera "metido adentro del acuerdo fiscal el tema previsional", luego de la frustrada sesión de ayer.

"Lo principal es que acá hay un enorme pacto fiscal, fue anunciado como un acuerdo histórico, lo firmaron 23 gobernadores, que implicaba una serie de reformas fiscales y tributarias, y a los gobernadores, a algunos se les hinchaba el pecho lo que significaba lograr esto", relató Negri.

Agregó que "obviamente, cuando uno hace un acuerdo, tiene que cumplirlo. Acá se actuó de buena fe. Si lo hubiera hecho yo hubiera metido adentro del acuerdo fiscal, el tema previsional, porque dejarlo afuera era un riesgo".

"Yo presumía que algo iba a pasar porque estamos con un nivel de irresponsabilidad grande", sintetizó.

COMENTARIOS