Alientan un programa de trabajo para las Pymes en el marco de la OMC
CUMBRE MINISTERIAL

Alientan un programa de trabajo para las Pymes en el marco de la OMC

Un grupo de países miembros de la Organización Mundial de Comercio propone integrar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) al sistema multilateral de comercio.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, detalló hoy los alcances de la propuesta de un grupo de miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para integrar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) al sistema multilateral de comercio, que se espera sea aprobado en la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la entidad que se desarrolla en Buenos Aires.
En una conferencia de prensa en el Hotel Hilton, donde se desarrolla la MC11, Muñoz, coordinador del llamado Grupo de Amigos de las Mipymes, explicó que la propuesta está contenida en un proyecto de declaración ministerial al que adhirieron 38 miembros de la OMC, entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Panamá, Paraguay, Perú y México, China, Rusia y la Unión Europea.
Tras una reunión con los ministros de los países impulsores de la propuesta, a la que asistió el subsecretario Mariano Mayer en representación de Argentina, Muñoz sostuvo que "los países menos adelantados se enfrentan a obstáculos adicionales cuando participan en el comercio internacional, por lo cual debe comenzar un debate multilateral para abordar esas trabas mediante el establecimiento de un programa de trabajo en la OMC”.
El texto del proyecto reconoce que las Mipymes “desempeñan una función importante en las economías nacionales de los miembros de la OMC, como fuente de creación de empleo, innovación, iniciativa empresarial y crecimiento económico”, y admite que los costos relacionados con las operaciones de comercio exterior representan una carga significativa.
El programa de trabajo propuesto debería apuntar a seis aspectos, empezando por la mejora en el acceso a la información sobre requisitos comerciales, regulaciones y mercados; y la promoción de “un entorno normativo más predecible para las Mipymes”, explicó.
Se propone luego identificar medidas que contribuyan a reducir los costos comerciales para las esas empresas, en áreas tales como la facilitación del comercio, el envío y la logística, y los procedimientos y requisitos relacionados con el origen.
Otros puntos respaldan la cooperación con otras instituciones multilaterales y el acceso a la financiación del comercio; la identificación de los temas de particular interés para las Mipymes que podrían abordarse en los informes de política comercial de la OMC; y las iniciativas de asistencia técnica y creación de capacidad en función de sus necesidades y desafíos.
Muñoz justificó la necesidad de crear el programa “porque los comités que existen no se refieren de manera específica a estas empresas: queremos llenar un vacío, sin crear un nuevo comité”.
En otro orden, el canciller chileno expresó su “mejor deseo” para la eventual concreción de un pronto acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.
En tanto, añadió, “el Mercosur y la Alianza del Pacífico (que integran Chile, Colombia, México y Perú) están en un diálogo intenso en función de una hoja de ruta concreta que ha ido avanzando, y esa es la expresión del deseo de integración en el marco de América latina”.
Muñoz relativizó, por otra parte, las posturas neoproteccionistas del presidente norteamericano Donald Trump: “Estados Unidos es un país muy importante en materia de comercio internacional, pero la mayoría de los países que participan en esta conferencia están por el comercio abierto, por eliminar barreras tanto arancelarias como no arancelarias”.
El funcionario chileno alentó “un mundo abierto que es cada vez más interdependiente por el avance de la innovación y la tecnología”, y aclaró que “es esto lo que hace dejar atrás algunos sectores, que si no son capaces de cambiar y modernizarse se tornan en contra de la globalización y de la apertura del comercio”.
“El comercio no es el problema, el problema es la capacidad de acceder a las tecnologías que van cambiando los procesos productivos, y los países de América latina particularmente tenemos que dejar de ser productores simplemente de commodities y empezar a agregar mucho más valor a nuestras exportaciones”, concluyó Muñoz.

COMENTARIOS