De Vido y las fotos filtradas

Los abogados de Julio de Vido negociaron con los jueces que no hubiera una fotografía del ex ministro kirchnerista con esposas, casco y chaleco antibalas al momento de su traslado a la cárcel de Ezeiza. El entendimiento se cumplió a rajatablas, tanto que la Gendarmería montó un operativo de distracción para que la prensa no captara esa imagen. Pero apenas unas horas después se filtró en los medios la foto de ingreso que le hicieron a De Vido en el penal bonaerense, en donde se lo ve como un reo común. Y, tras cartón, la de su ficha penitenciaria. No faltaron quienes apuntaran que eso desató una pelea entre el Ministerio de Justicia y el Servicio Penitenciario Federal, con acusaciones cruzadas debido a la filtración.

COMENTARIOS