Detuvieron a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido, quien sumó otro pedido de detención
BONADÍO SUMÓ OTRA SOLICITUD DE DESAFUERO DEL EX MINISTRO

Detuvieron a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido, quien sumó otro pedido de detención

Roberto Baratta, ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo, fue detenido esta tarde por la división Delitos Complejos de la Policía de la Ciudad en su domicilio de Belgrano por orden del juez Claudio Bonadio, que investiga irregularidades en las compras millonarias de gas natural licuado. Al momento de su detención, varias personas que pasaban por el lugar le gritaron "chorro, chorro".
El ex mano derecha de Julio De Vido en Planificación fue alojado en la Comuna 12 de la fuerza policial porteña, donde pasará la noche, y mañana será llevado a Comodoro Py, donde será indagado por el magistrado.
Para el juez, Baratta fue uno de los armadores de una estructura para importar el GNL a través de barcos designados sin licitaciones ni concursos de precios sobre el valor del producto.
Pero este no es el único frente judicial que enfrenta Baratta. También es investigado en otras causas por presunta corrupción, como la de irregularidades en Río Turbio y otra por el manejo de la "caja chica" de Planificación en los últimos meses del gobierno kirchnerista. Otro expediente que lo involucra es el que investiga coimas de Odebrecht.
Bonadio también solicitó el desafuero y la inmediata detención de Julio De Vido, situación que puede definirse la próxima semana, cuando la Cámara de Diputados trate su desafuero. Además, el juez ordenó trabar un embargo por 1.000 millones de pesos a cada uno en un fallo donde también procesó a Daniel Cameron y al ex ministro de Obras Públicas Roberto Dromi, entre otros.
En la causa a cargo de Bonadio y del fiscal Carlos Stornelli se realizó un peritaje en el que se determinó una defraudación de 6.995.926.798 dólares debido a que hubo sobreprecios en las compras de GNL. Según el estudio se pagó de más por el millón de BTU (la unidad de en la que se mide el GNL) en buena cantidad de los 232 barcos que llegaron al puerto de Bahía Blanca y los 265 que arribaron a Escobar. Según explicaron fuentes judiciales, se determinó en varios casos que en barcos que llegaban con días de diferencia se pagaba el doble por el millón de BTU.
En la investigación se detectó que dos empresas de la familia Dromi participaron como intermediarias y cobraron comisiones.
Según la Justicia, fueron De Vido y Baratta quienes idearon y armaron la estructura para importar el GNL. No hubo licitaciones, porque hubo concursos de precios en los que no había negociación posible sobre el valor del GNL. Y además hubo intermediarios entre Enarsa y los vendedores cuyas comisiones aumentaron el precio.