Se viene un achique de gastos en la Legislatura bonaerense.
Se viene un achique de gastos en la Legislatura bonaerense.
PLAN DE CAMBIEMOS

Vidal prepara un fuerte ajuste

María Eugenia Vidal tiene resuelto avanzar con el ajuste: luego de las elecciones del 22 de octubre, se empezará a definir el plan de achique que la mandataria pretende aplicar el año que viene y que pasará tanto por la Legislatura como por el propio Ejecutivo.
Lápiz rojo en mano, la Gobernadora ya instruyó a funcionarios y legisladores para que avancen en un achique de gastos.
Aun cuando prefieren ser cautelosos en torno del resultado electoral bonaerense, en Cambiemos están convencidos de que se terminarán imponiendo a Cristina Kirchner y que esa eventual victoria dará el oficialismo el plafón necesario para avanzar sobre el gasto.
Para impulsar el recorte Vidal podría contar con una herramienta decisiva: mayoría propia en ambas cámaras legislativas. Si se repitiera el resultado de las Primarias de agosto, Cambiemos contaría con 26 senadores (la mayoría se reúne con 24) y quedaría a 2 diputados de anotar supremacía propia, que podría conseguir con algunos aliados.
Ese escenario favorable haría factible el plan oficial. Hay quienes ya hablan de que el Presupuesto de la Legislatura correspondiente a 2018 quedará congelado en los montos de este año.
Sería, además, poner freno a un aumento de gastos que generó todo tipo de críticas cuando se disparó de 2016 en relación a 2017, un 50% en el caso de Diputados y un 41% en el Senado.
Vidal ya habló del tema con el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca. Pese a que existe un fuerte hermetismo en torno de del ajuste que se proyecta, trascendió que una de las medidas en danza pasa por modificar la ley que establece un tope de gastos de la Legislatura, que actualmente está fijado en un 1,5 por ciento del total del Presupuesto provincial. La idea oficial sería bajarlo al 1,2 por ciento.
Se habla además de una reducción de los contratos políticos que existen en el Parlamento y de intensificar acciones vinculadas a la “transparencia” como el acceso a la información sobre los beneficiarios de subsidios y becas que otorgan los legisladores. Así, se profundizaría en el proceso que arrancó Mosca hace algunos meses con la bancarización de quienes perciben esos beneficiarios.
Según trascendió, la semana próxima se avanzaría en el trazo grueso del achique durante un encuentro que mantendrían el titular del Senado, Daniel Salvador, y Mosca.

En el Ejecutivo
Pero el ajuste del gasto no se limitaría a la Legislatura. Se asegura que Vidal también avanzaría en la fusión y eliminación de estructuras burocráticas y se habla, incluso, de que la guadaña pasaría por algún ministerio. La Gobernadora se dispondría a acompañar el recorte legislativo con uno propio en el Ejecutivo que incluiría la eliminación de cargos y estructuras.

COMENTARIOS