None
FUE PUESTO EN FUNCIONES POR LA PRESIDENTA CRISTINA FERNANDEZ

Asumió Julián Domínguez en Agricultura y convocó a la Mesa de Enlace para el lunes

El ex intendente de Chacabuco, quien ocupó una banca en la Cámara de diputados provincial hasta el miércoles, dijo que “hay que trabajar para que cada argentino libere sus mejores energías y más el sector agropecuario".

La presidenta Cristina Fernández puso en funciones al designado ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Andrés Domínguez, en una ceremonia llevada a cabo en el Salón Blanco de Casa de Gobierno.
La jefa de Estado le tomó juramento a Domínguez, quien hasta el miércoles cumplía funciones como diputado bonaerense, ante la presencia de los integrantes del Gabinete nacional; legisladores nacionales y otras autoridades, así como representantes del comercio, la industria y la producción.
Asimismo, en una señal de diálogo hacia los ruralistas, el flamante ministro de Agricultura, Julián Domínguez, anunció ayer a la tarde que el lunes se reunirá con los integrantes de la Mesa de Enlace.
"Pidieron una reunión para el lunes, el lunes nos vemos", dijo Domínguez en un breve contacto con la prensa mientras se retiraba de la Casa Rosada, donde se realizó el acto de asunción.
La ceremonia se efectuó en el salón Blanco y fue encabezada por la presidenta Cristina Kirchner. Por el lado del campo estuvieron presentes los titulares de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi; de CRA, Mario Llambías; de Coninagro, Carlos Garetto; y de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti. También participaron del acto los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, junto con el titular de la CGT, Hugo Moyano, entre otros. Asimismo, participó un contingente que viajó desde Chacabuco en dos minibuses, dos combis y un micro, contratados por el partido justicialista, cuatro de estos vehículos de empresas chacabuquenses y uno de Junín.
"La Presidenta me dijo que hay que trabajar para que cada argentino libere sus mejores energías y más el sector agropecuario", dijo Domínguez a la prensa al ser consultado sobre el trabajo que llevará adelante de aquí en más.
"La Presidenta me marcó que convoque a todos los sectores para que cada sector libere sus mejores energías", agregó el flamante ministro.
La jura de Domínguez -lo hizo bajo la fórmula "por Dios, la Patria y los Santos Evangelios"- se desarrolló en el Salón Blanco de la Casa Rosada, en una ceremonia breve que contó con importante presencia de público.
En el acto estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Planificación, Julio De Vido; y la ministra de Producción, Débora Giorgi, entre otros.
En primera fila se ubicaron el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi; el titular de CRA, Mario Llambías; de Coninagro, Carlos Garetto; y de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti.
Luego de jurar y saludar a su familia, el ministro Domínguez se acercó a Buzzi y a Biolcatti, con quienes acordó mantener hoy una charla telefónica para terminar de concretar la reunión del próximo lunes, como primer paso a un período de mayor diálogo y colaboración.
Desde las 15, funcionarios, colaboradores, familiares y amigos del flamante ministro colmaron las puertas de acceso a la Casa de Gobierno.
Domínguez, de 46 años, fue intendente de Chacabuco, ministro de Obras Públicas durante la gestión Ruckauf; viceministro de Defensa en la gestión Pampuro, legislador bonaerense y desde hoy ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.
Tras el acto, las entidades que componen la Mesa de Enlace agropecuaria se mostraron "optimistas" y "expectantes" con la asunción Domínguez al frente de la cartera de Agricultura.
"La designación de Domínguez es una buena señal, por lo cual estamos a su disposición para acercarnos cuando nos convoque.Esperemos a partir de ahora poder resolver los problemas concretos del sector", señaló Buzzi.
"Que tengamos ministerio es importante, pero se necesita voluntad política para llegar a un acuerdo. Ya que el problema del campo es político y, si bien Domínguez no es del sector, tiene una amplia experiencia ", agregó el titular de la Federación Agraria.
Biolcati, por su parte, dijo que "el ministro se mostró deseoso de instalar un contacto con nosotros para tratar de las soluciones que el sector necesita".
A su turno, Mario Llambías, presidente de la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), señaló que "es muy probable que en 15 días o un mes podamos saber qué soluciones hay. Son tantos los inconvenientes que afectan al campo que la creación de un ministerio es una medida muy inteligente, ya que si hay voluntad de solucionar los temas, los lograremos rápidamente".
Por último, el presidente de CONINAGRO puntualizó que "hay que abrir un compás de espera, ya que al jerarquizar un área como la agricultura es darle el rol que debe tener el sector. Esperemos que haya voluntad política de solucionar los inconvenientes". 

 

COMENTARIOS