Mauricio Macri denunció que Héctor Recalde “conduce la mafia de los juicios laborales”
DENUNCIA

Mauricio Macri denunció que Héctor Recalde “conduce la mafia de los juicios laborales”

El Presidente apuntó directamente contra el jefe de la bancada kirchnerista en Diputados, como jefe de un grupo de estudios de abogados.

El presidente Mauricio Macri denunció ayer la existencia de una “mafia de los juicios laborales” y apuntó contra un “grupo de estudios” de abogados y “un grupo de jueces minoritario laboralistas, conducido por [Héctor] Recalde”, jefe de la bancada kirchnerista en Diputados. Durante el acto de asunción del nuevo canciller Jorge Faurie, que se desarrolló en la Casa de Gobierno, el mandatario instó a “enfrentar y terminar” con “la mafia de los juicios laborales” porque “destruye la generación de empleo futuro”.
En este contexto, aseguró que estos abogados “convencen” a los trabajadores a “hacer ese juicio indebido y se lo hacen ganar porque tienen armadita la cosa para llevarse la mayor parte del juicio ellos”.
Macri volvió insistir con su crítica a la denominada industria del juicio aunque esta vez la presentó como una “mafia” y cargó contra el diputado kirchnerista y abogado laboralista Recalde.
“Hay que enfrentar la mafia de los juicios laborales, hay que enfrentar y terminar porque destruye la generación de empleo futuro”, disparó el Presidente.
Macri precisó que “este grupo de estudios laboralistas, que por suerte son una minoría, con un grupo de jueces, minoritario, laboralistas, conducido por Recalde, le han hecho mucho daño a la Argentina”. Asimismo argumentó que “cuando ellos convencen a un pibe, a un trabajador de una pyme, de que tiene que hacer ese juicio indebido y se lo hacen ganar, porque tienen armadita la cosa, para llevarse la mayor parte del juicio ellos, dejan a siete, ocho, diez o doce trabajadores en la calle, porque la pyme cierra”. Además, Macri indicó que estos juicios también dejan a “un montón de gente sin acceder a un trabajo porque el que tiene que tomar decisiones tiene miedo que su esfuerzo se le vaya en uno de estos comportamientos mafioso”.
El año pasado, cuando expuso ante la Bolsa de Comercio por el aniversario del Colegio de Abogados, Macri había tenido definiciones casi calcadas a las formuladas ayer. Esa tarde, apuntó por primera vez contra la “industria del juicio laboral” supuestamente conformada por abogados y jueces, que cobraron en total “10 mil millones de pesos en honorarios” desde diciembre del 2015 hasta junio del 2016.
También había pedido remover jueces a través de la Magistratura, al referirse a dos en particular y mencionándolos por el apellido: Enrique Arias Gibert y Graciela Marino, de la Cámara Nacional del Trabajo. Ambos fueron señalados por el Gobierno desde que los camaristas convalidaron con un fallo la paritaria del gremio de bancarios por encima de la inflación oficial.

COMENTARIOS