Procesan a 3 hijos de D´Elía por su ingreso en Anses
JUSTICIA

Procesan a 3 hijos de D´Elía por su ingreso en Anses

La jueza Servini de Cubría los encontró prima facie culpables de incurrir en delitos por no tener títulos secundarios al momento de ingresar como empleados de la caja de seguridad social. En noviembre uno se había defendido: “No soy ñoqui”, dijo.

La jueza federal María Romilda Servini procesó ayer a tres hijos del dirigente político y social Luis D´Elía, en la causa en la que se los acusa de haber ingresado a trabajar a la Anses sin cumplir con los requisitos mínimos, como el de tener título secundario.
La magistrada sostuvo que Pablo, Facundo y Luis Ignacio D´Elía, ingresaron a trabajar a la Anses de manera irregular y les fijó embargos por 12.500 pesos a cada uno; a la vez que procesó a los funcionarios de ese organismo Julio Casavelos y Paula Sabrina Torres.
Servini sostuvo que cuando los hijos de D´Elía ingresaron a la Anses, en 2008, regía un Convenio Colectivo de Trabajo actualizado que establecía como condición que debían tener título secundario, algo que no poseían.
“Los antecedentes laborales que mencionaran los hermanos Pablo y Facundo D´Elia en sus respectivos currículos laborales, no pudieron ser constatados a lo largo de la presente encuesta”, señaló la jueza en su fallo.
Los hijos de D´Elía estaban imputados por infracción al artículo 253 del Código Penal, que castiga con multa de 700 a 12.500 pesos e inhabilitación para ejercer cargos de funcionario público hasta dos años, a quien “propusiere o nombrare para cargo público a personas en quien no concurrieren los requisitos legales” y a quien “aceptare un cargo para el cual no tenga los requisitos legales”.
La causa se inició en 2014 a partir de una investigación realizada por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), en la que se detectaron posibles irregularidades en los ingresos de los hijos de D'Elía a la Anses, en el 2008 y en la que se aclaraba que no contaban con título secundario.
La causa había sido archivada por la jueza Servini por “inexistencia de delito” dado que la ley de contrato de trabajo no exige título secundario, pero la Cámara Federal ordenó reabrirla para investigar si los ingresos violaban la letra del artículo 29 del Convenio Colectivo de Trabajo N 305/98 que exige “que el personal designado en las aéreas administrativas y de servicios generales de la institución cuente con título secundario”.
En su enfrentamiento con el macrismo, uno de los hijos del dirigente político y social le dijo en noviembre pasado a la justicia que no puede ser considerado un “ñoqui”, al rechazar la acusación en su contra de haber ingresado a la Anses sin cumplir los requisitos necesarios. “Nadie me puede mandar a agarrar la pala, no puede decir que soy un ñoqui”, sostuvo por escrito Facundo D'Elía en el marco de su declaración ante la jueza federal María Romilda Servini, donde además acusó que la investigación en su contra es parte de una persecución por su apellido.

COMENTARIOS