El Metrobus del Bajo comenzó a funcionar entre San Telmo y Retiro

El inicio del reccorido fue cerca de las 17.30 en el trayecto de 29 cuadras que une los barrios de Retiro y San Telmo y que involucra a un total de 30 líneas de colectivos que diariamente trasladan a cerca de 300.000 personas.

El Metrobus del Bajo comenzó a funcionar en la tarde del martes cerca de las 17.30 en el trayecto de 29 cuadras que une los barrios de Retiro y San Telmo y que involucra a un total de 30 líneas de colectivos que diariamente trasladan a cerca de 300.000 personas, que ahora podrán bajar de 30 a 11 minutos el tiempo de recorrido.

La obra demandó siete meses de trabajo y produjo serias dificultades en el tránsito, ya que implicó el cierre parcial de las avenidas Leandro N. Alem y Paseo Colón que unen el norte con el sur de la ciudad.

Según señalaron las autoridades del área de transporte de la ciudad, el Metrobus del Bajo se extenderá en una segunda etapa, prevista para 2018, hasta el barrio de La Boca.

Al hablar hoy durante su inauguración -en un acto encabezado por el presidente Mauricio Macri-, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, destacó que el Metrobus "es un modelo que funciona y que beneficia a muchísima gente".

"La semana pasada nos dieron un premio en Alemania al mejor proyecto de transporte del año por el Metrobús de 9 de Julio. Fue (el ministro de Transporte) Guillermo Dietrich a recibirlo", destacó Rodriguez Larreta.

Aseguró que el tránsito en la zona del bajo "mejorará aún más cuando hagamos la otra obra que es el Paseo del Bajo, que es la obra vial más grande de la Ciudad en 50 años. Es la autopista que va a unir la Autopista a La Plata con la salida del norte que es la Illia".

Afirmó que de cara al futuro, "el gran desafío ahora es seguir trabajando con la provincia de Buenos Aires. Hay 1.000.000 autos que ingresan a la ciudad todos los días y eso lo tenemos que ir reemplazándolo por un mejor transporte público interurbano".

En tal sentido indicó que "los metrobuses interurbanos van a ayudar a que la gente viaje mejor en transporte público para venir a la ciudad".

La obra del Metrobus del Bajo se había iniciado en noviembre y causó muchos problemas en el tránsito, por los cortes de los carriles centrales.

El corredor tiene 2,9 kilómetros y 25 paradores separados cada cuatro cuadras, aproximadamente. Como en los anteriores Metrobuses, la obra se completó con arreglos en las veredas, mejor iluminación, semáforos con cuenta regresiva para peatones y 16.000 m2 de espacios verdes.

Para los autos, en la mayor parte de la traza quedarán tres carriles libres por mano más uno de detención, salvo en el tramo entre Córdoba y Sarmiento que serán dos por lado. También instalaron dársenas para los camiones de caudales en la zona del Microcentro y cajones azules para la carga y descarga de mercaderías.

El nuevo circuito obliga a modificar los recorridos de algunas líneas: Hacia el norte, las líneas 2 y 103 irán por Moreno, Paseo Colón, La Rábida, Rivadavia, Bolívar, Avenida de Mayo y seguirá su ruta.

La línea 111 ya no tendrá el giro a la izquierda en Belgrano para ir al sur. Se habilitará un contracarril en Venezuela y seguirá por Azopardo y Belgrano.

La línea 159, en sus ramales Barrio Gráfico y Ramal 2, irá por las calles Perón, Leandro N. Alem y seguirá su camino.

El Metrobus del Bajo actúa como eje de conectividad entre la zona de Retiro y la zona sur de la Ciudad, permitiendo la conexión con las líneas A, B, C, D y E de la red de subterráneos porteños, los ferrocarriles Mitre y San Martín, y la terminal de combis de Puerto Madero, entre otros puntos de enlace con distintas redes de transporte público.

Para los autos particulares quedaron 6 carriles libres (3 de ida y 3 de vuelta) en la mayor parte de la traza, y 1 carril de detención por sentido; además se eliminaron los colectivos de las vías laterales, dejando así los carriles despejados para su circulación.

COMENTARIOS