“La gente está muy enojada”

“La gente está muy enojada”

El expresidente Eduardo Duhalde descreyó de la existencia de un plan para desestabilizar al gobierno de Mauricio Macri, consideró que la acusación contra el peronismo de impedir que concluyan los mandatos de otro signo político "es un mito" y pidió "mucha paciencia con los piquetes".
"Hay que tener mucha paciencia con los piquetes porque está todo descontrolado y falta de orden en la Argentina. Lo peor que se puede hacer es salir con una estrategia de confrontar con la gente que está muy enojada", recomendó Duhalde, cuyo interinato en el poder luego de la gran crisis de 2001 se acortó por la muerte de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en 2002 durante la represión policial de una protesta.

COMENTARIOS