Alicia Kirchner llamó a un acuerdo social santacruceño, al abrir el año legislativo

Alicia Kirchner llamó a un acuerdo social santacruceño, al abrir el año legislativo

La gobernadora convocó un acuerdo social y reclamó que el Proyecto Patagonia, que recientemente lanzó el gobierno nacional, ponga definitivamente en marcha las obras de las represas sobre el río Santa Cruz, la mega usina en Río Turbio y las viviendas del programa Techo Digno.

Al dejar inaugurado el 44º período de sesiones de la Legislatura de Santa Cruz, en un discurso de más de una hora diez minutos, la mandataria provincial, además hizo un pedido a los docentes de la provincia, que tienen definido un paro para el inicio de clases, a que vuelvan a las aulas, mientras mejora los ingresos para atender sus demandas.

“Santa Cruz asiste a las horas finales de un modelo donde el Estado se ha transformado en un fin en sí mismo, porque el empleo público provincial o municipal creció por encima de la capacidad del Estado, y ese modelo terminó por degradar las condiciones mismas del empleo público”, definió, al tiempo que sostuvo que “gobernar no se puede agotar en el deber de atender el pago de los salarios del sector público provincial y municipal activo y pasivo, sino también atender la demanda de infraestructura y servicios de toda una comunidad”.

Kirchner dijo que “hoy la plata que el Estado recauda, no alcanza para cubrir en tiempo el actual gasto salarial” y citó que “los últimos días de febrero se habían proyectado ingresos por coparticipación por casi $ 100 millones y sin embargo, por una caída en la recaudación nacional, este fue mucho menor, alterando los pagos de la administración”.

“No recurriremos al ajuste fiscalista para que las cuentas cierren de cualquier modo porque a nosotros nos importa que nadie quede en el camino. Que cierren los números pero con la gente adentro”, aclaró, al tiempo que apuntó a “la caída de la actividad económica nacional”, que aseguró, “impacta directamente en los fondos de coparticipación”.

“Despedir a miles de trabajadores no resolvió nunca nada. Este tipo de supuestas soluciones drásticas ha demostrado a lo largo de la historia su total ineficacia. Alentar soluciones de las llamadas empresariales, propias de los ceos de las corporaciones, disfrazadas de racionalidad, sólo traerá más desigualdad, más desocupación y más pobreza y en el caso de Santa Cruz, despoblamiento”, subrayó.

Además definió que “las circunstancias de que la importantísima ayuda brindada por los gobiernos de los presidentes Néstor y Cristina Kirchner, que llegaba sin interrupción y sin condicionamientos, no se haya aprovechado para otro tipo de desarrollo menos dependiente del empleo público, es una cuestión sobre la que tenemos que reflexionar y de la cual deben hacerse cargo los responsables de dilapidar esos recursos, como de los que constituían los activos financieros”, en alusión a los dos mandatos de Daniel Peralta.


Kirchner también indicó que “el año pasado la provincia de Santa Cruz recibió un aporte por adelanto de coparticipación seis veces menor que el de 2015”, y sentenció que el Gobierno Nacional “no tiene una mirada en el interior profundo” y que en la provincia, “eso trajo por un lado, el cese del flujo de la ayuda que equilibraba las cosas, y evitaba incertidumbre, y por el otro la baja a nivel país de la actividad económica que incrementó la desocupación en todas las provincias y con gran impacto también en la nuestra”.

En este sentido mencionó, la cesantía de empleados de YCRT, la paralización total de la obra pública nacional, la disminución del empleo en la actividad hidrocarburífera, el retraso en el inicio de las represas y la eliminación de las políticas de reembolsos para los puertos patagónicos, “medidas todas que afectan la actividad económica local y regional”.


Dijo que en el caso de la empresa estatal YCRT, en la reunión de gobernadores de la Patagonia, pidió la intervención del presidente Mauricio Macri, “para evitar su vaciamiento”.

Reclamó que el Gobierno Nacional había dicho a comienzo de 2016 que la inflación iba a ser del 25 % “y no lo fue”, como así también, que “se aseguró que el país iba a crecer y no pasó”, sin embargo aseguró, “más allá de las diferencias políticas que tenemos, el fracaso no me alegra porque perdemos todos, y como no soy mezquina, creo y apuesto a la gobernabilidad”.

También destacó que la provincia sostiene vía judicial el reclamo por una deuda acumulada desde 1992 por la retención del 15 % de coparticipación para la seguridad social.

COMENTARIOS