NACIONALES

Se demora la decisión sobre el embargo a Florencia Kirchner

Será resuelta con intervención de un camarista ajeno a la sala I de la Cámara Federal, ante el desacuerdo de sus actuales dos integrantes

La apelación por el embargo de los más de cuatro millones de dólares que guardaba Florencia Kirchner en una caja de seguridad del Banco Galicia y sobre sus cuentas bancarias será resuelta con intervención de un camarista ajeno a la sala I de la Cámara Federal, ante el desacuerdo de sus actuales dos integrantes.

El camarista Eduardo Freiler emitió un voto a favor de revocar el embargo dispuesto por el juez federal Julián Ercolini y devolverle el dinero a la hija de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, mientras que su colega Jorge Ballestero votó por confirmar la medida, informaron a Télam fuentes judiciales.

Ante esto, ambos resolvieron darle intervención a otro camarista, de la sala II, Eduardo Farah y le enviaron los recursos y sus votos para que los analice y desempate.

"Corresponde remitir la incidencia a la Vocalía del Dr. Farah junto con sobre conteniendo los votos pertenecientes a los Dres. Ballestero y Freiler", resolvieron.

Ercolini embargó 4.664.000 dólares encontrados en una caja de seguridad de la hija de la ex presidenta Cristina Kirchner en el Banco Galicia y también embargó 1.032.144,91 dólares y 53.280,24 pesos en cuentas bancarias.

El abogado de Florencia y su madre, Carlos Beraldi, apeló la medida ordenada el 15 de julio pasado y todavía no se resolvió al respecto.
Farah es juez de la sala II del Tribunal de Apelaciones pero durante años subrogó en la sala I, donde hay una vacante sin cubrir.

El camarista renunció a la subrogancia en julio pasado y la sala I quedó con sólo dos jueces, Freiler y Ballestero.

Ante el desacuerdo de ambos magistrados, está previsto un sorteo para determinar qué juez de la sala II debe sumar su voto para el desempate, pero como Farah ya intervino en recursos de la causa Hotesur que llegaron a esa instancia, le corresponde intervenir de manera directa.

COMENTARIOS