NACIONALES

Afirman que las dos CTA y la CGT se sumaron al paro de mujeres

Una de organizadoras, la activista y periodista Marta Dillon, aseguró que “las dos CTA y la CGT unificada sumaron a esta jornada de lucha”, cuyo objetivo no sólo es reclamar contra los femicidios sino denunciar “la trama económica y social que tienen detrás”.

La referente del #Ninamenos aseguró que el cese de actividades de una hora de duración y la marcha desde el Obelisco a Plaza de Mayo, cuenta con el apoyo de organizaciones de mujeres de Bolivia, Paraguay, México, Chile, Costa Rica y Perú con las que se está organizando “un 3 de junio continental” para el año próximo y que mañana acompañarán con distintas acciones en sus respectivos países.

Dillon consideró que la de este miércoles “es una una convocatoria muy amplia que incluye a las centrales sindicales” porque “ las dos CTA -la nacional y la autónoma- y CGT unificado se han sumado a esta jornada de lucha” organizada “de emergencia” ante “la represión tan fuerte en el Encuentro de Mujeres más las noticias aberrantes” de siete femicidios registrados en la primera semana de octubre.

Previo a la movilización de las 17, “habrá un cese de actividades entre las 13 y las 14 donde las mujeres realizamos nuestras actividades; ya sea en la casa, fábrica, cooperativas o la calle”.

“La idea es salir, hacernos visibles en la calle porque sabemos que los femicidios tienen una trama económica y social detrás, y que la feminización de la pobreza no es un argumento económico o estadístico, sino que las mujeres lo vivimos en carne propia”, dijo.

Explicó que “las mujeres trabajamos dos horas más que los varones y tenemos dos puntos más de desocupación”.

Esa desigualdad económica se magnifica “frente a una situación económica apremiante de ajuste y de tarifazo que nos afectan íntimamente y nos dejan más vulnerable a la violencia machista, porque recorta nuestras autonomías”.

La periodista aseguró que, como ocurrió con otras convocatorias contra los femicidios, el paro de mañana ya sumó adhesiones de organizaciones de Bolivia, Paraguay, Chile, México, Costa Rica y Perú; todos países latinamericanos atravesados por la misma problemática.

COMENTARIOS