None
ENCUENTRO CON LA FAMILIA EN EL VATICANO

Expectativa por la reunión del Papa con Macri

A horas de la reunión que tendrá con el papa Francisco en el Vaticano, el presidente Mauricio Macri ratificó ayer que está “muy bien para mañana (por hoy)”, cuando vuelva a ver al Pontífice en una reunión a la que irá con su familia y para la que tanto en el Vaticano como en el gobierno anticipan “un clima cordial”. Se producirá a 24 horas de que su santidad canonice al Cura Brochero.
“Estoy muy bien para mañana”, aseguró el mandatario antes de ingresar al hotel en el que se aloja en la capital italiana tras una recorrida en bicicleta por Roma con el cardenal y sucesor de Jorge Bergoglio al frente del arzobispado porteño, Mario Poli.
“Poli me había invitado la última vez que nos vimos en Buenos Aires, estuvimos andando casi una hora y media y llegamos hasta las afueras de Roma”, afirmó el mandatario, que mañana visitará al Pontífice a las 10.30 locales (5.30 de Argentina) en el estudio anexo al Aula Paulo VI del Vaticano.
“Las interpretaciones se las dejo a ustedes que se divierten con eso”, bromeó el mandatario tras saludar y sacarse fotos con varios argentinos que se acercaron a saludarlo en la céntrica Piazza del Popolo, a metros del Hotel De Russie al que llegó ayer por la mañana desde Buenos Aires y en el que se aloja hasta mañana junto a su familia.
Macri y Poli ya habían cruzado un saludo muy cálido durante el vuelo de Alitalia que compartieron para llegar ayer a Roma. Cuando el mandatario se enteró que el sucesor de Bergoglio en la sede porteña estaba en su mismo vuelo fue hasta la parte de clase económica a saludarlo, donde fue recibido con aplausos por los pasajeros. Fue allí donde, entre palabras cordiales, coordinaron el horario del recorrido de la tarde.
Un apoyo similar había recibido horas antes al caminar solo por la Piazza Spagna y el centro histórico de la “Ciudad eterna” tras almorzar en el restaurant Il Moro, cercano a la Fontana di Trevi, junto a su familia.
La bicicleteada del Presidente con unos de los hombres más cercanos al Pontífice dentro de la Iglesia argentina marca un nuevo punto del acercamiento entre el Gobierno y el Vaticano, que ambas partes esperan que quede de manifiesto tras el encuentro en el estudio anexo al Aula Paulo Vi del Vaticano.
En ese marco, el Presidente destacó antes de viajar a la capital italiana las “coincidencias” que hay entre la Rosada y Santa Marta en algunos ejes claves de las preocupaciones de Francisco, como los refugiados y el cambio climático.

COMENTARIOS