EX FUNCIONARIO

La hermana Inés declara ante el juez Daniel Rafecas

La hermana Celia Inés Aparicio, una de las monjas del convento de general Rodríguez donde fueron hallados los bolsos con casi nueve millones de dólares que arrojó el exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López, declarará hoy ante el juez federal Daniel Rafecas.
La hermana Inés prestará declaración indagatoria a las 10, por presunto encubrimiento del accionar de López.
El fiscal Federico Delgado asegura que las religiosas esperaban a López en la madrugada del 14 de junio, y que cuando la policía llegó al monasterio y tocó el timbre, señalaron que no había nadie más que ellas en el lugar.
Los efectivos aseguraron que la monja negó conocer al exsecretario y señalaron que debieron esperar "entre 40 minutos y una hora" antes que que los dejaran ingresar al predio donde estaba López con el arma y los bolsos con dólares.
También fueron citados a declarar esta semana María Amalia Díaz, esposa de López, y sus dos presuntos testaferros, Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez (ambos empresarios ligados a la obra pública), como supuestos partícipes necesarios en el delito de enriquecimiento ilícito de López.
De acuerdo al cronograma fijado por Rafecas, Díaz concurrirá a su juzgado el mañana, Galera el miércoles y Gutiérrez el jueves.

COMENTARIOS