None
INTENSA BÚSQUEDA EN LA PROVINCIA DE MISIONES

Desapareció un abogado de Lázaro Báez imputado en la causa de lavado

Desconocen su paradero desde el domingo. Hallaron una carta dirigida a su familia y un fajo con dólares en el hotel donde se hospedó en Iguazú.

Desapareció en Misiones el abogado Jorge Chueco, vinculado al empresario acusado de lavado de dinero Lázaro Báez, tras conocerse su citación a indagatoria por parte del fiscal que entiende en la causa por la que está detenido el cuestionado ejecutivo cercano al kirchnerismo. En allanamientos realizados en la provincia mesopotámica se encontraron unos 40 mil dólares y una carta dirigida a su familia, desde donde deslizaron la posibilidad de que el letrado haya sufrido amenazas.
“Si bien no se descarta ninguna hipótesis, la aparición de una carta que según su esposa tendría la letra de él, le da fuerza a la teoría del suicidio”, graficó el juez de instrucción Osvaldo Lunge, a cargo de la investigación en Misiones, donde confirmaron que Chueco fue visto por última vez el domingo en Puerto Iguazú.
El abogado es uno de los imputados con pedido de indagatoria por parte del fiscal Guillermo Marijuán en la causa por lavado de dinero por la que está detenido Báez y habría sido visto por última vez el fin de semana en el casino de Iguazú.
Según una carta hallada en el último hotel donde se hospedó Chueco -aún no está confirmado que sea de su autoría- el abogado se sentía mal. El texto también detalla el lugar geográfico en el que se encontraba y a quién estaba destinado el dinero que se encontró en la caja de seguridad de la habitación. Según la versión trascendida ayer, se trataría de unos 40 mil dólares.
El financista “arrepentido” de la causa de presunto lavado, Leonardo Fariña, identificó a Chueco como un hombre con “un rol importante en lo legal” dentro de la estructura utilizada por el empresario Báez (Ver más aparte).
De acuerdo con la imputación realizada por el fiscal federal Guillermo Marijuán, Chueco estaba señalado como socio en la empresa “Sernorte Holding SA”, a la que se habrían transferido acciones de la financiera SGI (“La Rosadita”) y tenía relación con el contador de Báez, Daniel Perez Gadin, quien también se encuentra detenido. Por otra parte, la esposa de Chueco, Patricia, aseguró ayer que su marido recibía amenazas, desacreditó un eventual suicidio y dijo que teme por la vida del abogado.
“No creo que el quiera suicidarse o atentar contra su vida, sólo se habrá alejado para proteger a la familia; él no haría un acto de esa naturaleza: tiene seis hijos”, dijo la mujer a Radio República de Posadas.
En tanto, el comisario Juan Carlos Villar de la seccional primera de Puerto Iguazú ratificó que la búsqueda continúa “en un amplio operativo con la policía misionera, Gendarmería Nacional -en jurisdicción de Parque Nacionales- y Prefectura Naval, en los patrullajes sobre los ríos ”.

COMENTARIOS