None
NEGOCIOS AGROPECUARIOS

Nueva confrontación: el chip para bovinos

Ni siquiera la realización de la Exposición Rural en Palermo y sus múltiples actividades pudieron tapar las voces del agro que criticaron la intención de Ricardo Echegaray a través de una Resolución General que obliga al uso de un chip, un dispositivo electrónico en cada bovino de la Argentina. 

Desde la cartera agropecuaria nacional, en tanto, reconocieron no estar al tanto de la medida, pero consideran que se encuentra dentro de las atribuciones de la AFIP modificar el sistema de trazabilidad ganadero. 

La Sociedad Rural Argentina (SRA) manifestó que la Afip a través de la Resolución General 3649, pretende implementar el “Sistema Fiscal de Trazabilidad Animal” (SIFTA), “cuando actualmente la trazabilidad de los animales bovinos ha sido instrumentada por el SENASA, mediante la utilización de caravanas (dispositivos que se cuelgan en la oreja del animal)”. 

El sistema vigente permite monitorear y actualizar la información que hace a la actividad ganadera, por lo tanto, el Estado Nacional dispone de toda la información requerida, actualizada y suficiente, indicó la entidad que preside Luis Miguel Etchevehere.

“Hay que remarcar que estos datos obran en poder de la Afip. En este sentido no se entiende por qué un sistema que pretende ordenar la ganadería se saca de la órbita natural del Senasa para pasar a estar en manos de la Afip, acción que puede conllevar el riesgo agregado de potencialmente atentar contra la salud pública ya que el Senasa es el organismo específico que entiende en esta área”, sostuvo la SRA en un comunicado.

Para la Sociedad Rural resulta contradictorio y da lugar a suspicacias que sea el mismo organismo “quien homologue dispositivos y preste autorización para la comercialización de los insumos, pues esto generará un negocio cautivo por montos millonarios”.

El rodeo argentino a marzo de 2013, según datos del Senasa, era de 50,9 millones de cabezas, por lo tanto hay que hacer una millonaria cuenta de inversiones en chips que alguien va a comercializar. 

“En resumen, la SRA considera que la aplicación de esta resolución duplica los registros, incrementa innecesariamente una excesiva burocracia y aumenta los costos ganaderos”.

Finalmente propone que se continúe utilizando el actual sistema llevado adelante por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y su organismo dependiente el SENASA y se implemente la fase correspondiente a los estrictos controles de faena y la utilización de cajas negras.

Por su parte, el ex agrodiputado y actual presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER) también criticó la medida de colocar un chip a cada vaca. 

“Es un redoble de la apuesta en contra del campo, para demostrar que nos van a torcer el brazo y nos van a manejar como quieren”, expresó Chems, según publicó APF Digital en relación al nuevo sistema informático que implementará la AFIP para controlar los movimientos de todos los bovinos del país. 

A la vez remarcó que esa “es la posición que tiene este Gobierno con el campo, siempre el enfrentamiento, el querer dominar, el obligar a que uno haga lo que el Gobierno diga”. 

“Técnicamente no es uno de los mejores medios. Porque el chip a veces muta, se mueve adentro del animal y después no es fácil controlar con la lectora. Hay cuestiones técnicas que no están vistas. Se nota que es una medida que han hecho aparecer de golpe”, remarcó el dirigente.

Otra de las voces que se alzó en contra es la de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), pero el tema es materia de debate, allí donde se hable de ganadería.


(*) Especial para NA. 

COMENTARIOS