None
TECNOLOGÍA APLICADA AL AGRO

Soja: robot anticipa la tolerancia a la sequía

Fue presentado por Luis Aguirrezábal, especialista del INTA Balcarce y del Conicet.

Un robot desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para mejorar la soja se expuso durante el Tercer Simposio Internacional de Fenotipado de Plantas, realizado en Chennai, India.
Esta tecnología, una plataforma automática de fenotipado de soja, fue presentada por Luis Aguirrezábal, especialista del INTA Balcarce y del Conicet.
En el encuentro, que contó con más de 200 representantes de 18 países, organismos como el Instituto Internacional de Investigación sobre Cultivos en Zonas Tropicales Semiáridas (Icrisat) y el Centro Internacional de Investigaciones Agrícolas en Zonas Áridas (Icarda) mostraron interés en adquirir la innovación.
“El robot le permite a la Argentina ser líder en el desarrollo de tecnologías agrícolas novedosas y a bajo costo”, afirmó el técnico, para quien “es la primera plataforma que registra las características físicas de las plantas en Latinoamérica”.
Así, consideró que esto es una posibilidad para que el país pueda “posicionarse en la Red Sudamericana de Fenotipado” ya que el robot permite anticipar la tolerancia a sequía de la soja.
Con 1.600 millones de habitantes, de los cuales un 40% es vegetariano, “la India es uno de los países más interesados en mejorar la producción de legumbres y de trigo en condiciones de sequía”, explicó Aguirrezábal.
Hasta el momento, este país lleva a cabo investigaciones basadas en la destreza humana, pero debido a limitaciones de rapidez o de cansancio propias del hombre, ciertas estimaciones requieren de un dispositivo automático para realizarse, consideró el especialista.
“En sólo dos o tres meses, el robot permite anticipar los resultados de experiencias que llevan varios años”, dijo Aguirrezábal.
Por otra parte, el técnico adelantó que la innovación participará de un experimento internacional con plantas reales de maíz y colza y otras artificiales, “para comparar lo que mide nuestra tecnología en relación con otras plataformas de Europa y Australia”.
Con cultivos expuestos a diversas condiciones hídricas naturales, la experiencia de campo se extendió durante siete años entre períodos de sequía y de exceso de agua.
Los resultados obtenidos permitieron corroborar los datos anticipados por el robot y en esa línea, Aguirrezábal enfatizó que la experiencia constituye “un caso exitoso, uno de los pocos a escala mundial en el que los resultados arrojados por una máquina pueden verificarse en el campo”.
En uno de los ensayos, las variedades expuestas a condiciones de sequía, redujeron su peso en un 20 y un 45%, respectivamente; por su parte, en la red de cultivos a campo, las mismas plantas disminuyeron el rendimiento en un 10 y un 30%. 

COMENTARIOS